En las tecnologías digitales está la clave para que los agricultores puedan obtener ingresos adicionales por el secuestro de carbono

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Las prácticas agrícolas sustentables como la siembra directa, la rotación de cultivos, los cultivos de servicio y la integración con la ganadería, se están convertido en una nueva fuente de ingresos para los agricultores luego del surgimiento de una serie de iniciativas que buscan compensar económicamente por el servicio ecosistémico que prestan en la lucha contra el cambio climático.

Estas técnicas, que tuvieron su origen en Argentina de la mano de AAPRESID y luego se expandieron por los países vecinos como Brasil, Paraguay y Uruguay, finalmente desembarcaron en el hemisferio norte, secuestran el carbono de la atmósfera en el suelo y en los cultivos. En los últimos meses, agricultores de EEUU que están utilizando estas prácticas comenzaron a recibir los beneficios del mercado mundial de compensaciones voluntarias de carbono.

Sin embargo, el proceso de verificación de los créditos de carbono es complejo. El mercado del carbono en su conjunto ha reconocido que todo el proceso de medición y verificación del carbono debe simplificarse. Y aquí es donde las plataformas digitales pueden desempeñar un papel clave. De hecho, algunas plataformas de operación de gestión agrícola ya capturan la mayoría de los datos necesarios para cuantificar los créditos de carbono.

Truterra, la unidad de negocios sostenibles de Land O’Lakes, una gran cooperativa propiedad de agricultores estadounidenses, junto a la empresa de comercio de bonos de carbono Nori, están llevando adelante un proyecto piloto. La iniciativa empleará un sistema digital que los agricultores de Land O’Lakes ya vienen utilizando para obtener datos agrícolas para calcular el impacto del secuestro de carbono por el uso de prácticas de conservación y traducir los resultados en créditos de carbono potenciales.

Dicho de otra manera, el proyecto conecta el sistema de datos agrícolas ‘Insights Engine’ de Truterra, que los agricultores ya utilizan para gestionar y calcular la rentabilidad por hectárea, con el mercado de carbono de Nori. El ensayo piloto continuará a lo largo de 2021 y se agregarán nuevos agricultores en los próximos meses.

El programa no agrega costo alguno a los productores por enviar los datos que ya tienen en Truterra Insights Engine a Nori. Se cree que la facilidad del esquema ayudará a los productores a ver rápidamente el valor potencial de los créditos de carbono que podrían lograr mediante el uso de prácticas que secuestran carbono en el suelo, mientras mejoran la salud del mismo. También serán apoyados con asesoramiento agronómico y asistidos para la toma de decisiones relacionadas con prácticas de secuestro como labranza, cultivos de cobertura, rotaciones, etc.

Lectura sugerida

En este momento, Nori paga a los agricultores hasta 15 USD por tonelada de carbono secuestrado en el suelo. Los agricultores conservarán la propiedad total de sus datos en el piloto y Nori está proporcionando a cada agricultor una guía sobre cuántos datos se necesitan.

Nick Reinke, Gerente de Sostenibilidad de Truterra, explica en el portal Future Farming que la mayoría de los esfuerzos de creación de mercado de carbono hasta ahora han involucrado sistemas de recopilación y gestión de datos, y si bien estos son ciertamente importantes, no son de ninguna manera todo lo que se requiere para realmente poner en marcha un mercado.

“Sabemos que necesitaremos más hectáreas bajo prácticas de manejo sostenible de las que tenemos actualmente para satisfacer la creciente demanda de reducción de carbono”, dijo. “La adopción de prácticas de escalado requiere mucho más que solo tecnología. Se necesita asesoramiento agronómico en campo y un ecosistema completo de análisis de escenarios y apoyo a los agricultores para ayudarlos a tomar las mejores decisiones para sus operaciones únicas”.

Lectura sugerida

Reinke dice que los sistemas que recopilan y rastrean datos en la granja pueden parecer similares al principio, pero cree que solo el sistema de Truterra tiene la capacidad de aumentar realmente la captura de carbono. “Para aprovechar verdaderamente la oportunidad de este mercado en evolución, debemos reunir una serie de mecanismos de apoyo y ayudar a los agricultores a participar en los cambios de prácticas y en varios mercados de ecosistemas adecuados para ellos”, dice.

«Ya estamos trabajando a través de canales de comunicación establecidos y confiables que utilizan los asesores de los agricultores para ayudarlos a tomar las decisiones importantes en sus fincas».

Dicho de otra manera, el sistema combina el análisis (por ejemplo, lo que sucedería si un productor usa labranza reducida) con el apoyo necesario para ejecutarlo mientras «evalúa simultáneamente otras oportunidades que brindan una plétora de servicios ambientales más allá de la remoción de carbono».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.