Estudio muestra que eliminar las vacas lecheras tiene impacto mínimo en el cambio climático

Lo más leído

En las tecnologías digitales está la clave para que los agricultores puedan obtener ingresos adicionales por el secuestro de carbono

Muchas de las plataformas de gestión agrícola existentes ya capturan la mayoría de los datos necesarios para cuantificar los crédito de carbono.

Investigación demuestra los beneficios del maní en pacientes diabéticos

Es una opción de bajo costo que ayuda a disminuir la glucosa en sangre si se consume diariamente como parte de una dieta balanceada.

Una startup israelita cocina una innovadora tecnología con la que busca revolucionar la industria láctea

Imaginedairy apuesta a producir los mismos productos lácteos de hoy pero sin colesterol, ni antibióticos y sin comprometer la ética animal ni el medio ambiente.

Japón estudia nuevos mecanismos de precios para impulsar la generación eléctrica con biomasa

Permitiría a los productores de energía renovable vender su electricidad en el mercado spot a un precio superior a los precios mayoristas.

InEnTec, la startup que convierte a bajo costo todo tipo de residuos en químicos y combustibles renovables

La compañía surgida del MIT utiliza la gasificación por plasma y puede utilizar cualquier tipo de residuos, incluso biológicos, radiactivos y peligrosos.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 

«Evitar la carne y los lácteos es la mejor manera de reducir el impacto en el clima». «Ser vegano ayuda a salvar el planeta». «La ganadería es terrible para el medio ambiente». Todos hemos escuchado estas afirmaciones, y tal vez incluso algunos de nosotros pensamos que eran ciertas, pero ¿Qué dice la ciencia?

Según la American Dairy Science Association (ADSA), la industria láctea de EEUU. es responsable aproximadamente el 1,58% del total de emisiones de gases de efecto invernadero de EEUU. Pero a la vez, satisface las necesidades de proteínas de 169 millones de personas, de calcio de 254 millones de personas y de energía de 71,2 millones de personas.

Dado que las emisiones de gases de efecto invernadero continúan creciendo a lo largo de los años, una solución comúnmente sugerida para contener el cambio climático es reducir o eliminar la industria láctea en favor de la producción vegetal.

Sin embargo, una investigación reciente de Virginia Tech cuestiona esa noción.

“Hay impactos ambientales asociados con la producción de alimentos, punto. La industria láctea tiene un impacto ambiental, pero si se lo mira en el contexto de toda la empresa estadounidense, es mínimo”, dijo Robin White, profesor asociado en el Departamento de Ciencias Animales y Avícolas y miembro del equipo de investigación. «Asociado con ese impacto mínimo está una provisión muy sustancial de nutrientes de alta calidad, digestibles y bien balanceados para el consumo humano».

Lectura sugerida

Los autores de este estudio evaluaron tres escenarios. En el primer caso, los consumidores dejarían de consumir productos lácteos, lo que provocaría la despoblación de los animales. Un segundo escenario donde la gestión de los rodeos se mantendría igual y la leche producida se utilizaría para productos distintos de la alimentación humana o se exportaría para consumo humano. Y un tercer escenario donde las vacas se retirarían a un sistema pastoril, pero se reduciría a una población que pueda ser mantenida en las praderas disponibles.

«El uso de la tierra fue un enfoque en todos los escenarios de remoción de animales porque las suposiciones sobre cómo usar la tierra disponible si eliminamos los rodeos lecheros influyen enormemente en los resultados de las simulaciones», dijo White. «Si el ganado lechero ya no está presente en la agricultura de EEUU., debemos considerar los efectos posteriores, como el manejo de los pastos y las tierras de cultivo que antes se usaban para producir alimentos lácteos, la disposición de los subproductos y la obtención de fertilizantes».

Al final del estudio, los científicos encontraron que la remoción del ganado lechero de la agricultura estadounidense solo reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en 0,7%.

Lectura sugerida

En el segundo caso, las emisiones de gases de efecto invernadero se mantuvieron sin cambios.

En los escenarios de jubilación y despoblación (tercero), las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron 11,97% y 7,2%, respectivamente. Sin embargo, esta pequeña caída en las emisiones de gases de efecto invernadero se produjo a costa de una gran brecha nutricional para los consumidores.

Según Virginia Tech, los 39 nutrientes considerados en la calidad de la dieta humana disminuyeron para el este, y aunque 30 de 39 nutrientes aumentaron en el primer escenario, varios nutrientes esenciales disminuyeron.

“La producción de algunos nutrientes esenciales, como calcio y muchas vitaminas, disminuyó en todos los escenarios de reasignación que redujeron las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que hizo que los escenarios de eliminación de lácteos no fueran óptimos para alimentar a la población de EEUU.”, concluye White.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Minnesota va camino a convertirse en el Silicon Valley de la biofabricación

Con aportes de U$S 87,5 millones del Departamento de Defensa y U$S 180 millones de otras fuentes busca convertirse en un centro de innovación en bioeconomía.
 
 

Suscribite al Newsletter

Holler Box