La tecnología que cambiará la agricultura

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

En uno de los paneles de la edición 2021 de Land Investment Expo, uno de los principales foros agrícolas de EEUU que se lleva a cabo en enero en la localidad de Des Moines -Iowa-, Robert Saik, director ejecutivo de la AGvisorPRO, una startup de conectividad agrícola, dijo que está construyendo su próxima empresa basándose en la suposición de que la banda ancha rural se extenderá pronto por todo el mundo.

“Ya sea Bezos, Musk o Loon, alguien descifrará el código y tendremos conectividad en la granja para conectar todo, desde los silos de granos hasta las sondas de humedad del suelo”, destacó.

Saik agregó que ‘algoritmo’ será la nueva palabra en el vocabulario de todos los agricultores. Los algoritmos se utilizarán en mapeo, teledetección y tecnología de realidad virtual.

Los robots son adecuados para las tres D, dijo Saik refiriéndose a trabajos peligrosos (dangerous), sucio (dirty) y aburrido (dull). «La agricultura engloba a los tres. Ponemos a algunos de nuestros jóvenes más brillantes en una jaula de vidrio durante 12 horas al día y les pedimos que no toquen el volante”, dijo Saik. «Si pones a un perro en una jaula de vidrio durante tanto tiempo, te acusarán de maltratato».

Lectura sugerida

Según el ejecutivo, las cámaras debajo y alrededor de los pulverizadores permitirán a la robótica rociar con precisión y evitar pisotear los cultivos.

Los problemas relacionados con la agricultura con respecto al trabajo son críticos, enfatizó. “No podemos encontrar buenos operadores en áreas remotas donde vivimos. La robótica nos permitirá reducir los costos operativos y reducir la compactación”. No se trata de si vendrá la robótica, es cuándo llegue y quién la traerá, dice.

Lectura sugerida

Contó que de joven vivía en una granja y que cada vez que tenía que acoplar una herramienta al tractor quedaba cubierto de aceite hidráulico. “Hoy, en cambio, quedás cubierto de aceite hidráulico digital, porque muchos de estos sistemas que necesitamos acoplar no hablan el mismo idioma. Necesitamos integradores de sistemas para que esta tecnología funcione en la granja».

Saik dice que su desafío para llegar a la luna «es aumentar la rentabilidad y la sostenibilidad de los agricultores a nivel mundial mediante la creación de un nuevo desafío de conectividad para la agricultura». Si tiene insectos en su maíz, una vaca enferma, un monitor de tractor congelado, una cosechadora en una subasta a la que no puede asistir, una espera de 45 minutos en una línea 0-800 no le va a dar la respuesta, dijo. Los dispositivos de sensores y el software de reconocimiento le dirán al agricultor dónde tiene un problema y cuál es el problema sin que otra persona tenga que visitar la granja.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.