El Banco Central de Inglaterra le dijo a los bancos y empresas que se preparen para un precio altísimo del carbono

Lo más leído

Argentina tendrá la primera planta de pellets para producir energía a partir de residuos de olivos

La empresa Valle de la Puerta está invirtiendo $80MM en el corazón del Valle de Famatima para revalorizar 5.000 tons de residuos de la poda de olivares.

Aumentando la cantidad de granos de maíz con CRISPR

El laboratorio de Jackson es uno de los primeros en aplicar CRISPR al complejo genoma del maíz.

Reino Unido: tras medida del gobierno de aumento de mezcla de etanol un grupo industrial anuncia inversiones

Vivergo, que elaboraba etanol a base de trigo, anunció la reapertura de su destilaría de £350 millones, cerrada desde desde hace dos años y medio.

Braskem invierte US$ 61 millones para expandir su producción de biopolímeros

"La expansión de la capacidad de producción de biopolímeros es un reflejo del crecimiento de la demanda de la sociedad", dijo la compañía.

Subproductos del sector pesquero y residuos sólidos urbanos se transforman en bioplásticos para automoción, aditivos ignifugantes y envases barrera

Aimplas ha coordinado el proyecto europeo DAFIA cuyo objetivo era valorizar residuos sólidos urbanos y desechos de la industria pesquera.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 

El Banco de Inglaterra les dijo a los bancos y empresas que comiencen a evaluar los riesgos que enfrentan por el cambio climático de inmediato y se preparen para pagar mucho más por la contaminación.

La advertencia del regulador a las empresas es una clara señal de que el banco ve el precio del carbono como un riesgo para las empresas, ya que el mundo está en vías de eliminar la contaminación por gases de efecto invernadero para 2050 con el fin de evitar un cambio climático catastrófico. Eso ejerce presión sobre los ejecutivos, que deberán evaluar esos riesgos y comunicarlos a sus inversores, o incluso modificar sus modelos de negocio para adaptarse a los mismos.

«Creo que si el riesgo tiene un precio, impulsará los comportamientos correctos», dijo Sarah Breeden, directora ejecutiva del banco central del Reino Unido y responsable de la supervisión de los bancos, sociedades de crédito hipotecario y uniones de crédito del Reino Unido, durante un seminario web organizado por el banco sobre el riesgo climático. Breeden, además, lidera el trabajo del banco central sobre los riesgos relacionados con el clima.

La funcionaria destacó que el costo de las asignaciones por contaminación deberá aumentar significativamente para lograr los objetivos del Acuerdo de París para limitar el calentamiento global a menos de 2 grados centígrados.

«Los precios del carbono pueden incluso superar los 100 dólares por tonelada si la transición a una economía baja en carbono es abrupta o accidentada», dijo. El precio actual de contaminar en la Unión Europea ronda los 33 euros (40 dólares) la tonelada.

Los comentarios destacan la creciente consideración de los riesgos relacionados con el clima para la economía en la propia evaluación del banco central. El Banco de Inglaterra fue el primer banco central importante en poner el clima en el centro de su análisis, cuando su exgobernador, Mark Carney, defendió el tema en 2015, mientras se sellaba el Acuerdo de París.

Lectura sugerida

Cientos de empresas han comenzado a establecer precios internos del carbono y están bajo presión para garantizar que el análisis guíe las decisiones de inversión y proporcione un incentivo para controlar las emisiones. El año pasado, la petrolera británica BP adoptó la suposición de que los precios alcanzarían los U$S 100 por tonelada en 2030, frente a los U$S 40 por tonelada que estaba considerando hasta entonces.

El número de empresas que utilizan un precio interno para el carbono aumentó de 607 en 2017 a 853 en 2020, según la organización ambientalista CDP.

El carbono en el sistema de comercio de emisiones de la UE ha promediado 25 euros la tonelada durante el año pasado y ha estado por encima de los 30 euros en diciembre. Pero Breeden dijo que las empresas deberían considerar los precios futuros del carbono, en lugar de los actuales.

“Debemos tener mucho cuidado para asegurarnos de reconocer que se trata de una transición de toda la economía en la que cada activo verá un cambio de valor, y que debemos pensar en los precios y los incentivos, con respecto a las emisiones futuras, no solo las actuales», destacó.

El gobierno del Reino Unido ha dicho que exigirá a las empresas que informen sobre sus riesgos de cambio climático para 2025. El Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial todavía está elaborando todos los detalles de esa política. Breeden dijo que el gobierno estaba tratando de lograr un equilibrio para garantizar que las empresas privadas también estén obligadas a divulgar la información, pero que las pequeñas empresas quedarían exentas.

Lectura sugerida

Instó a las empresas a comenzar a investigar su exposición al riesgo climático, incluso si aún no tienen todos los datos. «No permitamos que la imperfección sea una excusa para la inacción», dijo.

Ben Caldecott, director del Programa de Finanzas Sostenibles de la Universidad de Oxford, dijo que las instituciones financieras tienen el deber fiduciario de poner a prueba el desempeño de sus tenencias frente a una amplia gama de escenarios de precios del carbono y otros riesgos climáticos.

“Específicamente sobre el precio del carbono, parece cada vez más probable que las jurisdicciones de todo el mundo introduzcan ajustes en las fronteras del carbono y esto aumentará el riesgo que enfrentan ciertos sectores”, dijo.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

00:19:43

Innovando para revalorizar residuos agropecuarios

Juan Kabusch de la firma Ecomanagment nos muestra un amplio panorama de las oportunidades que ofrece el enfoque de economía circular.