La administración Biden buscará impulsar la captura de carbono para mejorar los ingresos de los agricultores

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La presidenta entrante del Comité de Agricultura del Senado de EEUU, Debbie Stabenow (Demócrata por Michigan), dijo que buscará soluciones “voluntarias y dirigidas por los productores” para que la agricultura sea parte, a través de iniciativas como los mercados de carbono, de las soluciones para luchar contra el cambio climático.

La funcionaria agregó que el Departamento de Agricultura (USDA) tendrá la función de prestar asesoramiento experto a los productores, para lo cual considerará si necesita fondos adicionales para poder pagar los programas de cambio climático.

La preferencia de Stabenow por la participación voluntaria en la mitigación del clima es compartida por las organizaciones agrícolas y la administración nacional. El presidente Biden ha ordenado al USDA que dedique dos meses a consultar con agricultores, grupos conservacionistas y otras partes interesadas sobre cómo el gobierno puede fomentar la adopción voluntaria de prácticas climáticamente inteligentes que secuestran carbono en el suelo y en los árboles.

“Espero que podamos brindar oportunidades voluntarias dirigidas por los productores para nuestros agricultores y silvicultores que les permitan continuar reduciendo sus emisiones y crear nuevas fuentes de ingresos a partir de la adopción de prácticas que almacenan más carbono en el suelo”, dijo Stabenow durante una teleconferencia. A diferencia de las divisiones partidistas comunes en otros paneles del Senado, el Comité de Agricultura puede aprobar un plan climático bipartidista, agregó.

Lectura sugerida

En particular, Stabenow señaló al proyecto de ley ‘Growing Climate Solutions’ para hacer del USDA una «ventanilla única» de información para agricultores y ganaderos intrigados por la posibilidad de que se les pague por secuestrar carbono. El proyecto de ley cuenta con un puñado de patrocinadores republicanos y demócratas entre los que se encuentra Stabenow.

La administración Trump utilizó una agencia del USDA con amplios poderes, el Commodity Credit Corp., para canalizar miles de millones de dólares en subsidios a agricultores afectados por la guerra comercial con China. La CCC también podría ser un conducto para la financiación del cambio climático, dijo Stabenow cuando se le preguntó si la CCC necesitaría una autoridad de gasto adicional para funcionar como un «banco de carbono» u otros programas de cambio climático.

Lectura sugerida

“Estoy de acuerdo con [el candidato a Secretario de Agricultura, Tom] Vilsack y su equipo en que debemos enfocarnos en la crisis climática como una prioridad urgente, y la CCC podría ser parte de eso”, dijo Stabenow. Aún así, dijo, era «más importante» para el USDA proporcionar experiencia técnica para que los agricultores puedan verificar las reducciones de gases de efecto invernadero y comercializarlas.

El proyecto de ley agrícola de 2023 brindará la oportunidad de impulsar algunos proyectos piloto para la captura de carbono, dijo Stabenow.

Unirse al cambio climático en la parte superior de la agenda del comité agrícola serán pasos para asegurar la provisión de alimentos, destacó la senadora.

La expansión del acceso rural a la banda ancha fue «la primera de la lista» de las iniciativas para el desarrollo económico rural, dijo. «La clave para nuestra calidad de vida es Internet de alta velocidad».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.