Adiós al problema de la falta de abejas. Startup israelí crea un sistema de polinización robótica

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Aproximadamente el 75% de los cultivos del mundo dependen de la polinización. Pero el declive de los polinizadores naturales, insectos y principalmente abejas, está poniendo en jaque la producción de algunas frutas y verduras en mercados que mueven aproximadamente unos U$S 180 mil millones.

Sin una solución de polinización alternativa, en los próximos años la seguridad alimentaria estará en riesgo y es probable que los precios de los alimentos aumenten drásticamente y ciertos alimentos comiencen a escasear.

Uno de estos ejemplos es la almendra, cuyo mercado se estima en más de U$S 7 mil millones al año. Dado que los productores gastan cientos de millones de dólares anualmente solo en servicios de colmenas, los costos de producción se encuentran en franco ascenso.

Abordando esta problemática, Edete Precision Technologies for Agriculture, una startup israelí, ha desarrollado una novedosa solución para proteger los rendimientos de los cultivos y resolver el desafío que enfrentan los agricultores que necesitan cultivar más frutas mientras enfrentan una escasez de colmenas para polinizar sus huertos.

Lectura sugerida

El sistema de Edete comienza con la recolección mecánica de flores, la separación del polen de las anteras y otras partes de la flor y la producción de polen puro. El método patentado de la compañía permite mantener buenas tasas de viabilidad del polen almacenado durante más de un año. El mejor polen genéticamente apto se aplica en los árboles objetivo utilizando el sistema de polinización robótico de la empresa, que utiliza una combinación de tecnologías para dispersar una dosis óptima de polen en las flores objetivo para una polinización eficaz. Las unidades de aplicación pueden funcionar durante el día o la noche independientemente de la temperatura ambiente.

Lectura sugerida

Según Edet, han  completado con éxito las pruebas de campo en huertos de almendros en Israel obteniendo mayores rendimientos y ahora esperan dar el próximo paso para llegar al mercado. Próximamente, comenzará con pruebas a campo a escala comercial de su tecnología de polinización artificial en huertos de almendros que cubren decenas de hectáreas en el estado australiano de Victoria. Para ello, han firmado un acuerdo con uno de los mayores productores de almendras de Australia. Las pruebas de campo deben comenzar en agosto, cuando los almendros comiencen a florecer.

“Australia es el segundo mayor productor de almendras del mundo y continúa aumentando la superficie cultivada de una manera que hace del país un campo de pruebas clave para nosotros”, dijo Keren Mimran, cofundadora y vicepresidenta de desarrollo comercial y marketing de Edete. Según Mimran, el sistema de Edete también puede polinizar pistachos, manzanas, cerezas, peras, ciruelas, entre otros.

A futuro, la compañía también planea establecer una matriz operativa en California, que prestará servicios a los 7.400 productores de almendras del estado.

 

 

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Apostando a profundizar el modelo de bioeconomía circular el trabajo conjutno, el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) celebró su su primer año de vida

Ccon un  Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) conformado por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de...