La Bioeconomía en el Mercado de Capitales

Lo más leído

El Ministro de Agricultura de Argentina, Luis Basterra, pidió debate global urgente por el pago de servicios ambientales

Las declaraciones fueron realizadas durante una entrevista para el programa Agro América que emite el canal de TV brasileño AgroMais.

El mejoramiento genético y su rol estratégico en la bioeconomía

Conversamos con Guillermo Eyherabide, director del Doctorado en Mejoramiento Genético de la Universidad del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) y con Adriana Noemí Andrés, directora del Instituto de Posgrado de la misma casa de estudios. 

Las vacas en el centro de la bioeconomía japonesa

Una tecnología revolucionaria convierte los purines y el estiércol de vacas lecheras en químicos y biocombustibles líquidos con cero emisiones de CO2.

Un corredor de biocombustibles en el Midwest de EEUU

Tres estados de esa región han introducido legislaciones con mandatos de biocombustibles. Arnold Bailey, miembro de la Asociación Americana del Pulmón, destacó los importantes beneficios económicos, ambientales y sobre todo, para su salud de estas medidas.

20 refinerías de etanol del Midwest de EEUU se unen para concretar el proyecto de captura de carbono más grande del mundo

A través de la iniciativa 'Summit Carbon Solutions' invertirán USD 2 mil millones para producir biocombustibles neutros en carbono. Se espera que en el futuro más 20 biorrefinerías y empresas comprometidas a reducir su huella ambiental se sumen al proyecto.

Columna semanal

00:18:16

Otro brindis más por la bioeconomía

En una propuesta diferente, junto a Luciana Huergo analizamos lo que nos dejaron la pandemia y el 2020 en materia de bioeconomía.
 
 
Cristian Desmarchelier
Cristian Desmarchelier
Biólogo y Doctor en Ciencias, especializado en bioeconomia y biodiversidad. Creador y conductor de la serie documental 'Paradigma Tres – Los Caminos de la Bioeconomia' y coautor del libro 'Plantas Medicinales Autóctonas de la Argentina: Bases Científicas para Su Aplicación en Atención Primaria de la Salud'.

La bioeconomía ocupa un lugar cada vez más importante en las economías del mundo. Sin embargo, en nuestro país las oportunidades que ofrece en el mercado de capitales aún no han sido explotadas en su totalidad por el sector financiero.

La bioeconomía es la parte de la economía que desarrolla bienes y servicios en forma sostenible mediante la transformación de recursos genéticos. Se da en áreas tan diversas como la energía, la salud, el agro y los alimentos. Sus principales herramientas provienen de las ciencias de la vida – con la biotecnología como protagonista – las TICs, y las ciencias ambientales. Como resultado, actualmente varias empresas que realizan actividades bioeconómicas están cotizando en los mercados bursátiles.

Es cierto que el mercado de valores local – representado por las Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) – ofrece una gama acotada de opciones de inversión. Casi no existen empresas argentinas “bioeconómicas” cotizando en la Bolsa de Valores local, y las opciones que se ofrecen en el exterior a través de CEDEARS (Certificados de Depósito Argentinos para acciones extranjeras) también son limitadas. Pero también es cierto que cada vez hay más agentes bursátiles que ofrecen la posibilidad de invertir en los mercados internacionales.

Algunas áreas de la bioeconomía, como la salud, se encuentran bien desarrolladas y ofrecen varias opciones de inversión, como por ejemplo las farmacéuticas que desarrollan terapias inmunológicas y vacunas. Otras tecnologías más novedosas prometen transformarse en grandes ganadoras en el futuro cercano. Así podemos mencionar las empresas estadounidenses CRISPR Therapeutics ($CRSP) y IONIS Pharmaceuticals ($IONS) – líderes en edición genética y tecnologías “antisense”, respectivamente – o la australiana MESOBLAST Ltd. ($MESO), que desarrolla terapias con células madre.

Lectura sugerida

Más innovadoras aún son algunas tecnologías que todavía no han demostrado su capacidad de generar productos, pero que prometen revolucionar la forma en que se producen algunos medicamentos. En este sentido, las plataformas de producción de proteínas terapéuticas recombinantes en plantas que desarrollaron la israelí PROTALIX ($PLX) o la norteamericana IBIO Pharmaceuticals ($IBIO), son dos claros ejemplos.

Ocurre una situación similar en el campo de la agroindustria, donde incluso, encontramos algunos jugadores nacionales compitiendo en el campo internacional. Estas son ADECOAGRO ($AGRO) – productora de alimentos y energías renovables – y BIOCERES ($BIOX) – líder en biotecnología vegetal y agricultura regenerativa. Ambas compañías cotizan en el mercado de los EEUU (NYSE).

Lectura sugerida

En el rubro de los alimentos, que en los últimos años viene mostrando avances en áreas como las proteínas vegetales y las carnes cultivadas, la posibilidad de realizar inversiones a través del mercado de capitales es más acotada. Una excepción es la norteamericana BEYOND MEAT ($BYND), que hizo su debut en el NYSE en 2019 y hoy se encuentra liderando el segmento a nivel global. Quizás algún día sigan sus pasos la competidora IMPOSSIBLE FOODS, o incluso algunas start-ups latinoamericanas como la chilena NOTCO o la argentina TOMORROW FOODS.

Otra alternativa dentro de los alimentos  es apostar por las “pure players” o plataformas de e-commerce. Por ejemplo, la flamante canadiense PLANTX LIFE ($VEGA.CN) amenaza con transformarse en el “AMAZON del universo vegano”. También es posible que alguna de las empresas que se dedican al desarrollo de la agricultura urbana o “urban farming” en Brasil, Singapur, EEUU o Europa también hagan su debut en el mercado de capitales.

Lectura sugerida

¿Cuál es la situación de los llamados “productos derivados de la biodiversidad”? En lo que respecta al desarrollo de medicamentos – principios activos farmacéuticos o fitoterápicos de origen natural – en general, se trata de laboratorios que también producen medicamentos de síntesis. Existen algunos casos puntuales como el de crofelemer – un activo obtenido del árbol amazónico sangre de drago – cuyo desarrollo y comercialización lo realiza la californiana NAPO Pharmaceuticals, una subsidiaria de JAGUAR HEALTH ($JAGX). La española PHARMAMAR ($PHM) también desarrolló un tratamiento del COVID-19 a base de la plitidepsina, un activo de origen marino. En esta misma línea, pocas personas saben que la vacuna de la compañía estadounidense NOVAVAX ($NVAX), una de las más prometedoras contra el virus, contiene un adyuvante formulado con saponinas aisladas. Un ingrediente natural que se obtiene del quillay, un árbol de los Andes Chilenos.

El mercado de capitales ofrece oportunidades interesantes de inversión en bioeconomía. Al contrario de lo que sugieren algunas películas como “El Lobo de Wall Street” y “La Gran Apuesta”, no es necesario disponer de grandes fortunas para realizar este tipo de inversiones. A diferencia de otras modalidades, como por ejemplo el “venture funding”, los montos a invertir pueden ser muy flexibles y la operatoria es más ágil. La clave está en realizar un análisis fundamental y técnico minucioso con el fin de identificar las empresas más prometedoras, y a partir de ello, comenzar a operar en el marco de una cartera de activos diversificada.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

La central eléctrica Drax abandona definitivamente planes de gas natural y acelera proyecto de biomasa con captura de carbono

Podrá capturar ocho millones de toneladas de CO2e cada año utilizando la nueva infraestructura.