Europa incluiría certificaciones de sostenibilidad en los combustibles

Lo más leído

Columna semanal

00:06:30

Limpios pero también mejores y más baratos

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo del bloque, planea incorporar certificaciones integrales de combustibles y gases renovables y bajos en carbono a la Directiva sobre Energías Renovables que será revisada en junio próximo.

Durante la 10ª Reunión de Alto Nivel del Foro de Refinación de la UE -una reunión que engloba a los representantes de la industria de refinación del petróleo, miembros del Parlamento Europeo, personal de la Comisión Europea y otros en la materia- el comisario de energía de la UE, Kadri Simson, dijo que «Los nuevos objetivos de reducción de gases de efecto invernadero significan que necesitamos una legislación que coincida. Así que en junio presentaremos un conjunto de propuestas que alinean nuestra legislación con nuestras nuevas ambiciones climáticas».

El mandatario hizo particular referencia a los combustibles, donde manifestó que «Se incluirá una certificación integral para combustibles y gases renovables y bajos en carbono. Y vendrá con un conjunto actualizado de incentivos para promover el uso de estos combustibles en diversos sectores». Se espera que estos criterios se basen en el ahorro completo de emisiones de gases de efecto invernadero en el ciclo de vida.

La directiva sobre la fiscalidad energética de la UE también se revisará de acuerdo con los objetivos climáticos actualizados de la UE para 2030, como parte de un paquete de leyes de la UE que se presentará en junio, dijo Simson. Eso «también será relevante para varios combustibles», añadió, «ya que afecta directamente a las opciones de los consumidores».

Lectura sugerida

Las refinerías de petróleo pidieron que la UE reconociera los combustibles líquidos como una parte necesaria para lograr la descarbonización, diciendo que desde el punto de vista químico «los combustibles líquidos siguen siendo simplemente la mejor forma de almacenamiento de energía».

«Muchas partes del sistema de transporte se beneficiarían de la retención del combustible líquido, pero por supuesto, deberá realizarse en una forma baja en carbono», dijo Béla Kelemen, presidenta de FuelsEurope, la asociación europea de la industria de refinación de petróleo. Los miembros de FuelsEurope incluyen a las principales compañías petroleras como Shell, BP, ExxonMobil y Total. Kelemen comparó el impulso de descarbonización de la industria con una «transformación donde queremos ser una mariposa de una oruga».

De acuerdo al portal EuroActiv, Anna-Michelle Asimakopoulou, eurodiputada griega del centroderecha Partido Popular Europeo (PPE) calificó los combustibles líquidos bajos en carbono como «instrumentales para la transición energética de la UE para 2050» y criticó a la Comisión Europea por incluirlos en la «lista marrón» de taxonomía, combustibles considerados con un impacto negativo en el medio ambiente.

Lectura sugerida

«Tenemos que considerar la energía transicional como el gas natural y las posibles tecnologías innovadoras como los combustibles líquidos bajos en carbono como parte de las soluciones climáticas y no tratarlos como un problema persistente», dijo Asimakopoulou.

«La Comisión elimina el derecho de los Estados miembros a decidir su propio mix energético y a elegir las tecnologías más adecuadas para alcanzar colectivamente el objetivo climático de 2030. Esto limita claramente las soluciones disponibles para reducir las emisiones de CO2 en, por ejemplo, el sector del transporte, donde la electricidad no siempre es tecnológicamente posible», añadió.

La Comisión Europea y la industria reconocen que los combustibles líquidos desempeñarán principalmente un papel en modos de transporte difíciles de descarbonizar, como la aviación y el marítimo. El Objetivo del Ejecutivo comunitario es tener la mayoría de los vehículos ligeros en las carreteras europeas alimentados por electricidad y biocombustibles para 2050.

John Cooper, director general de FuelsEurope, dijo que la industria avanzará hacia un nuevo modelo de negocio destinado a abastecer algunas de las necesidades energéticas de transporte de Europa, que es «totalmente complementaria a las estrategias de electrificación e hidrógeno».

Lectura sugerida

«Todavía tenemos que operar el refino de petróleo durante algunos años, más allá de una década o dos, porque la demanda está ahí. El 90% de los automóviles y camiones nuevos vendidos el año pasado necesitan combustibles líquidos y aunque nos gustaría ampliar las energías renovables masivamente de la noche a la mañana, esto no es realista», advirtió.

El paquete ‘FIT for 55’ que se publicará en junio, incluirá una posible ampliación del mercado del carbono de la UE para incluir los sectores del transporte y la construcción y normas de emisiones de CO2 más estrictas.

Los representantes de la industria de refinación del petróleo trataron de defender el papel del sector en la transición de Europa a la neutralidad del carbono. «El sector de la refinación de la UE es de vital importancia para descarbonizar nuestros sistemas de transporte mediante la entrega de soluciones bajas y neutras en carbono para el futuro, permitiendo una movilidad asequible y sostenible para todos», dijo Judith Kirton-Darling, secretaria general adjunta de IndustriAll, una federación sindical.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Por su potencial productivo, la agricultura de las Américas tendrá papel central en la recuperación global post-pandemia

Ministros y Secretarios de Agricultura de las Américas celebraron una reunión hemisférica organizada por Perú con apoyo del IICA y FAO. Consensos sobre la función vital del agro y los productores, y llamados a una acción determinada en auxilio de San Vicente y Las Granadinas, país golpeado por las erupciones de un volcán que amenazan la seguridad alimentaria.