Innovando para revalorizar residuos agropecuarios

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 
 
 
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia
 

Los enfoques de bioeconomía y economía circular van de la mano. Combinados se presentan como una de las soluciones más prometedoras en la lucha contra el cambio climático.

De hecho, la bioeconomía y la economía circular son los pilares del nuevo Pacto Verde Europeo. El programa más ambicioso para llegar a una economía baja en carbono en las próximas décadas y poner a la comunidad en la senda de la eficiencia y la tecnología.

La economía circular es un enfoque donde se persigue el aprovechamiento de todos los residuos de un proceso como fuente de materia prima de otro. Y cuando no esto no es posible, la bioeconomía surge como proveedora de materia virgen de una fuente renovable, como es la biomasa, en lugar de los tradicionales recursos fósiles.

Los avances tecnológicos nos brindan la posibilidad de hacer uso de nuevas herramientas que optimicen los procesos para convertir las corrientes de efluentes en materias primas de nuevos productos. Las particularidades de cada actividad agroindustrial hará que no existan soluciones de estantería.

A la vez, la transformación de estos recursos en nuevos productos de valor es una nueva fuente de generación de riqueza y empleo en el interior productivo.

Sobre estos temas conversamos con Juan Kabusch, responsable comercial de Ecomanagement.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.