10.3 C
Buenos Aires
lunes, julio 4, 2022
 

RTRS responde a Greenpeace por sus consideraciones sobre las certificaciones voluntarias

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

La Round Table on Responsible Soy Association (RTRS), una organización sin fines de lucro que promueve el crecimiento de la producción, el comercio y el uso de la soja responsable, puso especial atención en las inquietudes expuestas en el último informe de Greenpeace International «Destrucción: Certificada» respecto del papel que tienen los sistemas de certificación voluntarios para eliminar la deforestación y abordar problemáticas como el cambio climático.

Si bien RTRS considera positivo que se haya dedicado un informe a tratar este importante tema, y que Greenpeace reconozca que existen diferencias procedimentales entre los esquemas de certificación, opina que el aporte y el potencial de los sistemas de certificación voluntarios deben interpretarse emplazados en un entramado más amplio, como un instrumento complementario dentro de un contexto que combine un abordaje multisectorial más abarcativo y representativo.

Que la certificación es el único camino o la única solución para desarrollar cadenas de abastecimiento libres de deforestación y abordar el problema del cambio climático, es una visión que ha dejado de tener vigencia. RTRS cree que cuando las iniciativas de certificación se analizan en forma aislada, se subestima buena parte de su impacto. Es así que el informe le adjudica la responsabilidad de detener la deforestación a los esquemas de certificación, sin tener en cuenta el contexto más amplio en el que estos esquemas operan.

Lectura sugerida

  • La certificación como único abordaje o herramienta no puede abordar los desafíos medioambientales globales como la deforestación, la pérdida de biodiversidad o el cambio climático. RTRS es muy consciente de ello, y por eso convoca y reúne a las organizaciones de toda la cadena de abastecimiento de la soja, a gobiernos, ONGs y al sector industrial con el objetivo de promover el diálogo alrededor de la producción, el comercio y el uso responsable de soja; y otorga alta importancia a la participación en conversaciones e iniciativas relevantes en un marco de debate global más amplio (p.ej. RTRS es miembro de la nueva Plataforma de la Comisión Europea para el diálogo multisectorial sobre deforestación y degradación forestal).
  • La certificación es una herramienta sólida y confiable que puede utilizarse para reducir las consecuencias ambientales y sociales negativas de la producción y el uso de commodities de riesgo forestal como la soja, pero sólo puede hacerlo como parte de un proceso de transformación en las cadenas de abastecimiento, desde la producción hasta el uso, utilizada de forma complementaria en un abordaje multisectorial.
  • Cada vez es mayor el reconocimiento de que la integración de los sistemas de certificación voluntaria como instrumentos complementarios en abordajes integrales puede ayudar a los gobiernos a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad, como se ha visto en las iniciativas del Green Deal en Europa, entre otras.

Además de la necesidad de adoptar una mirada más amplia y dejar de considerar a la certificación en forma aislada, RTRS cree que es necesario centrarse más en garantizar un considerable grado de adopción de soja certificada para lograr un mayor impacto en lo que respecta a la deforestación en los países productores y abordar el problema de la deforestación importada en todo el mundo. Los incentivos y los instrumentos económicos serán fundamentales para motivar a los productores agrícolas en esos países y a los actores de la cadena de abastecimiento a producir y conservar.

Todas las organizaciones de este ecosistema en el que coexistimos tienen un rol valioso. RTRS asume con gran responsabilidad el rol que tiene en la cadena de abastecimiento global de soja como mesa redonda multisectorial y como dueña de esquemas de certificación. En este riguroso contexto tenemos un prioritario compromiso con la correcta ejecución y cumplimiento de los procedimientos que convierten a RTRS en un sello creíble y transparente; por ejemplo, la correcta adopción de los estándares de certificación de RTRS (Producción y Cadena de Custodia) regidos por uno de los procedimientos de Acreditación y Certificación más robustos y confiables existentes.

Lectura sugerida

RTRS ofrece un estándar de certificación de soja responsable que establece explícitamente criterios de cero deforestación y cero conversión. Esto significa que no se permite la conversión de vegetación nativa, pendientes escarpadas y áreas designadas por ley para la conservación nativa y/o la protección cultural y social. Asimismo, el esquema de certificación RTRS tiene un enfoque verdaderamente holístico que garantiza prácticas empresariales y agrícolas responsables; la preservación de la biodiversidad, el suelo y el agua; la protección de los derechos humanos y de los trabajadores; el respeto de las costumbres y culturas de los pueblos originarios y la contribución al bienestar de las comunidades locales.

Todas las iniciativas desarrolladas para promover y acelerar las etapas y pasos hacia la producción, el comercio y el uso responsable de la soja son bien recibidas por RTRS. Representan la aspiración a la mejora continua de los mercados, que debe involucrar a todas las organizaciones que integran la cadena de la soja. RTRS cree que el trabajo conjunto en un abordaje combinado es esencial para lograr cadenas de valor de la soja verdaderamente sustentables y se compromete a seguir interactuando con todos los actores.

RTRS describe que «El informe de Greenpeace presenta errores fácticos con relación al sistema de certificación RTRS, que se habían tratado con Greenpeace antes de su publicación. Lamentablemente, estas imprecisiones no se corrigieron en el informe final».

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

¡Canibalismo para combatir el cambio climático! La propuesta de un falso documental sueco que gana el primer premio en el Festival de Cannes

Encargado por la Federación Sueca de Alimentos y creado por McCann Estocolmo, el falso documental de 18 minutos utiliza un valor impactante para promover el consumo de proteínas alternativas y amigables con el planeta y resaltar el impacto ambiental negativo de la producción mundial de alimentos.