Brasil: fabricantes de automóviles trabajan para una movilidad sostenible con bioetanol

Lo más leído

Columna semanal

00:06:30

Limpios pero también mejores y más baratos

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

La industria brasileña del etanol está trabajando con la industria automotriz para desarrollar automóviles híbridos y motorizados con celdas de combustible de hidrógeno que funcionan con el biocombustible, rompiendo con la tendencia global hacia los vehículos eléctricos enchufables (EV), dijo el portal especializado en energía Argus.

«Se habla mucho de los coches eléctricos, tienen un buen marketing», dijo Andre Rocha, presidente de la asociación estatal de la industria del etanol de Goias, Sifaeg. «Pero tenemos que redirigir estas discusiones porque el etanol es el futuro».

De acuerdo a Argus, los expertos brasileños aseguran que los vehículos eléctricos enchufables de Estados Unidos y la UE suelen recargar sus baterías con energía producida con combustibles fósiles, como el carbón, lo que provoca que las emisiones sean más altas.

Plinio Nastari, fundador del grupo de análisis agrícola Datagro, asegura que los datos europeos arrojan que en promedio, los automóviles EV emiten 92 gramos de CO2/km. «Esta valor no considera la minería, la producción y la disposición final de las baterías o la infraestructura adicional necesaria para construir la red de estaciones de carga».

En comparación, los automóviles equipados con motores de combustión Flex Fuel, ampliamente utilizados en Brasil, emiten 58g/km de CO2 cuando son abastecidos con etanol hidratado. Incluso, aunque el coche sea alimentado con la gasolina regular de Brasil, que contiene sólo 27% etanol anhidro, las emisiones son de  87g/km, más bajas que un EV, dijo Nastari.

Lectura sugerida

Toyota, que ha invertido recientemente R$ 1.000 millones (U$S 178,5 MM) para adaptar su planta ubicada en el estado de Sao Paulo para producir el modelo Corolla Cross, está produciendo los modelos Corolla y Corolla Cross con tecnología híbrida no plug-in. En promedio, cuando se utiliza etanol, estos autos emiten tan sólo 29g/km de CO2, agregó Nastari.

Cosan, que controla a Raizen, el mayor productor brasileño de azúcar y etanol, comparó el secuestro de carbono de sus operaciones en caña de azúcar con el con el líder de los EV, Tesla. «En los 11 años de su existencia, Tesla ha reducido las emisiones de carbono en 3,7 millones de toneladas de CO2, mientras que Raizen redujo las emisiones en 5,7 millones de toneladas en último año», dijo su director ejecutivo, Ricardo Mussa.

Incluso la asociación brasileña de vehículos eléctricos ABVE dice que es poco probable que los EV ganen una cuota de mercado significativa en Brasil debido al alto costo de la electricidad y a un mayor potencial para los vehículos híbridos y de celdas de combustible que utilizan etanol.

Las ventas de vehículos eléctricos en Brasil aumentaron en 66,5% en 2020, pero el grueso fueron híbridos. Brasil cuenta en la actualidad con tan sólo 350 estaciones de carga de EV, según ABVE.

Lectura sugerida

A más largo plazo, la industria del etanol está apostando por las celdas de combustibles. Se encuentra trabajando con fabricantes de automóviles, incluyendo Nissan y Toyota, para lanzar pronto un primer vehículo comercial de celda de combustible de hidrógeno, con prototipos que ya están siendo sometidos a pruebas para funcionar con etanol.

«La gente está confundiendo la electrificación de los automóviles con una menor emisión de CO2 y esto es falso», dijo Nastari, agregando que el etanol se puede convertir en hidrógeno en una celda de combustible, duplicando la eficiencia de los motores a gasolina.

La infraestructura para producir, almacenar y distribuir hidrógeno no es necesaria, dijo. «El etanol se convierte en hidrógeno en la celda de combustible». Con un tanque de 30 litros, los prototipos de automóviles propulsados con estas celdas de combustible viajan hasta 700 km, destacó Nastari.

Lectura sugerida

Brasil: fabricantes de automóviles trabajan para una movilidad sostenible con bioetanol 3

Alerta Biocombustibles

En un estudio reciente la agencia gubernamental de investigación energética EPE, calculó que Brasil tendría que invertir hasta 300.000 millones de dólares para construir una red inteligente mínima necesaria para desarrollar la industria de vehículos eléctricos enchufables.

Caso isla

El caso del etanol sobre los vehículos eléctricos recibió un impulso la semana pasada de parte del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que recomendó el uso de automóviles de etanol sobre vehículos eléctricos para la isla Fernando de Noronha, un destino turístico frente a la costa noreste de Brasil que tiene como objetivo reducir las emisiones de carbono.

«La alternativa más barata y viable en el corto plazo es la adopción de biocombustible. Los análisis han demostrado que la sustitución de la gasolina por etanol reduce las emisiones de gases de efecto invernadero en 77%, mientras que la adopción de vehículos eléctricos reduciría las emisiones en 52%», dijo WWF.

Brasil es uno de los mayores productores de etanol del mundo, utilizando principalmente caña de azúcar y cada vez en mayor medida maíz, para producir 29.800 millones de litros (514.000 b/d) de etanol al año.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Por su potencial productivo, la agricultura de las Américas tendrá papel central en la recuperación global post-pandemia

Ministros y Secretarios de Agricultura de las Américas celebraron una reunión hemisférica organizada por Perú con apoyo del IICA y FAO. Consensos sobre la función vital del agro y los productores, y llamados a una acción determinada en auxilio de San Vicente y Las Granadinas, país golpeado por las erupciones de un volcán que amenazan la seguridad alimentaria.