Con una solución novedosa, Heineken evita tirar por el desagüe millones de litros de cerveza que no pudo consumirse por la pandemia

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Calmar de la sed de los ingleses es siempre un desafío para la industria de cervecera del Reino Unido. En este portal te contamos que durante un partido de fútbol de la selección inglesa se consumen en el país unos 40 millones de pintas. Pero en pleno mundial de Rusia, la falta de CO2 producto de un cambio en la política de etanol, el abastecimiento estuvo a punto de colapsar.

El CO2 se captura durante el proceso de fermentación del trigo, el cereal utilizado para la elaboración de biocombustible, y luego de purificado se vende a la industria de gaseosas y cervezas para el proceso de carbonatación de las bebidas.

Ahora la situación es a la inversa. Desde que Boris Johnson anunció el cierre de los pubs y restaurantes para contener el avance del Covid-19, el 20 de marzo del 2020, unas 87 millones de pintas deberán desecharse.

En un movimiento innovador para evitar que sus existencias se vayan por el desagüe, el equipo de la cervecería de Heineken en Manchester ha encontrado una manera de convertir el excedente de cerveza en energía, como una contribución extra a su estrategia de sostenibilidad Brewing A Better World.

Lectura sugerida

Con una solución novedosa, Heineken evita tirar por el desagüe millones de litros de cerveza que no pudo consumirse por la pandemia

Aquí nace la cerveza Quilmes

La máquina que llena los barriles de cerveza destinados a los pubs, se ha puesto a funcionar en reversa; en su lugar, se está utilizando para vaciar miles de barriles y almacenar la cerveza a punto de descargarse en cisternas vacías. Desde allí alimenta en pequeñas cantidades la planta de tratamiento de aguas residuales del predio, que cuenta con un digestor anaeróbico que ayuda a convertir la cerveza en biogás.

El biocombustible se convierte en energía renovable y sostenible que es utilizado para alimentar los hervidores de cerveza y los pasteurizadores.

El equipo de Heineken estima que llevan convertido 83,.210 barriles de cincuenta litros en energía desde mayo de 2020.

Lectura sugerida

Utilizando el equivalente a casi siete millones de pintas que de otro modo se habrían desperdiciado, han producido suficiente energía para calentar alrededor de 28.000 hogares promedio en el Reino Unido durante un día.

«Después de todo el cuidado, la atención y la pasión que se invirtió en la elaboración de la cerveza, hubiera sido una gran pena tener que tirarla por el desagüe; ningún cervecero quiere que no se disfrute de su cerveza», dijo Matt Callan, Director de Operaciones de Heineken.

“Nuestro equipo de ingenieros y cerveceros en Manchester encontró una solución: usar nuestra línea de llenado de barriles para vaciarlos y convertir la cerveza que se habría desperdiciado en energía verde para impulsar la elaboración de cerveza fresca y dejando todo listo para cuando los pubs reabran.»

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

ADM y LG Chem con planes de convertir maíz en PLA y biopolímeros

El gigante estadounidense de los agronegocios y líder mundial en nutrición y biosoluciones, ADM anunció que se ha asociado con LG Chem, una de las mayores empresas químicas del planeta, para explorar la producción de ácido láctico en EEUU. para satisfacer la creciente demanda de una amplia variedad de productos de origen vegetal, incluidos los bioplásticos.