9.7 C
Buenos Aires
miércoles, julio 6, 2022
 

La bioeconomía del hidrógeno

Lo más leído

Columna semanal

00:16:34

Algunas reflexiones sobre la insólita e indignante crisis de gasoil y el aporte de las bioenergías

Durante años, los biocombustibles contribuyeron significativamente a la descarbonización del transporte y a la independencia energética del país, pero una mala Ley sancionada el año puso en riesgo estos logros.
 
 
 
 
Emiliano Huergo
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia
 

Un gran número de especialistas en energía coinciden en que el hidrógeno será la fuente de energía del futuro. Su combustión es limpia ya que no produce dióxido de carbono y libera una enorme cantidad de energía.

En este desafío por encontrar fuentes más limpias, más descentralizadas y más seguras, la tecnología del hidrógeno emerge como una alternativa superadora muy prometedora. De hecho, algunas automotrices y gobiernos están apostando a este tecnología.

Tal es el caso de China, que está retirando los subsidios a los automóviles eléctricos enchufables y promocionando la producción de automóviles con celdas de combustibles.

Pero aún la producción de hidrógeno, así como su logística y manipuleo tiene enormes desafíos por superar. Aunque es el elemento más abundante del planeta, nunca lo encontramos como tal en la naturaleza. Siempre está formando alguna sustancia o compuesto.

Hasta el momento, la fuente más común para obtener este combustible es a través de los recursos fósiles. Encontrar fuentes más limpias es el gran desafío.

Y como sucede con la mayoría de los productos obtenidos a partir de recursos hidrocarburíferos, el hidrógeno también puede obtenerse de biomasa y formar parte de este nuevo paradigma de la bioeconomía.

En una edición especial de BiEconomía TV, nos metemos a fondo en la tecnología hidrógeno. ¡No te la pierdas!

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

La UE más cerca de exigir a la aerolíneas el uso de biocombustibles

Con 25 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, los eurodiputados de la Comisión de Transporte y Turismo votaron a favor de adoptar un proyecto de mandato de negociación sobre las normas de aviación 'ReFuelEU', que tiene el objetivo de impulsar el uso de combustibles sostenibles en los operadores de aeronaves y en los aeropuertos de la UE para reducir las emisiones de la aviación y ayudar a garantizar que Europa sea climáticamente neutra para 2050.