Gremios de granos y soja de EEUU. y el IICA capacitaron a técnicos de América Latina y el Caribe en biocombustibles para impulsar matriz energética sustentable en la región

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Cerca de 130 formuladores de políticas, mandos técnicos gubernamentales y representantes del sector privado de América Latina y el Caribe mejoraron sus conocimientos en biocombustibles, con el objetivo de impulsar la transición del uso de combustibles fósiles hacia estos productos, mediante dos cursos ofrecidos por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) patrocinados por el Consejo Estadounidense de Granos (USGC) y el Consejo Estadounidense Exportadores de Soya (USSEC).

La capacitación incluyó a funcionarios de ministerios de medio ambiente, energía, economía y agricultura, así como de institutos de normas técnicas y reguladores de la región, además de trabajadores de empresas petroleras nacionales.

Lectura sugerida

El primer curso, “Los Biocombustibles líquidos en el continente americano: Situación actual y posibilidades de desarrollo”, certificó a 47 especialistas de Honduras, Costa Rica, El Salvador y Guatemala en el potencial de los biocombustibles, su contexto regional, la generación de empleos y el desarrollo de los territorios rurales, entre otros aspectos. Por su parte, especialistas de la República Dominicana participan actualmente del proceso de formación.

“Se busca que técnicos y políticos del sector público de los diferentes países cuenten con conocimientos y herramientas para formular y aplicar políticas públicas y marcos normativos sobre biocombustibles”, aseguró Hugo Chavarría, gerente del Programa de Bioeconomía y Desarrollo Productivo del IICA.

Para Carlos Suárez y Juan Díaz, especialistas del USGC, crear estas capacidades es fundamental para materializar los beneficios que los biocombustibles tienen para la región, sobre todo hacia la transición de una matriz energética diversificada en cada país.

La segunda iniciativa fue un taller virtual titulado “Formación de capacidades en biocombustibles para formuladores de políticas públicas y reguladores”, mediante el cual se capacitó a 85 mandos gubernamentales y tomadores de decisión de interesados en analizar el potencial de los biocombustibles en las Américas.

Lectura sugerida

Los panelistas hicieron hincapié en la necesidad de que América Latina y el Caribe transite hacia una matriz energética mucho más sustentable y que aproveche de manera racional la amplia cantidad de recursos biológicos de la región, cuyas naciones en su mayoría son importadores netos de hidrocarburos.

«Debemos seguir el ejemplo de países preocupados por el medio ambiente, la agricultura y la seguridad energética para asegurar un desarrollo sostenible en la industria de los biocombustibles», dijo Leonardo Chapula, gerente regional de aceites para USSEC.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.