9.5 C
Buenos Aires
miércoles, julio 6, 2022
 

El precio del carbono en la UE llega a valores récord y los analistas ya prevén su escalada

Lo más leído

 
00:15:06

La mirada de IVECO sobre la movilidad sostenible

Bioeconomía TV dialogó con Francisco Spataro, director comercial de IVECO Group. La marca es una de las que más fuerte está apostando a la movilidad sostenible.
 
 

El precio de referencia para los derechos de emisión de carbono en la UE registró un valor récord de 45 euros (54 dólares) la tonelada el martes, lo que aumentó los costos para los contaminadores.

El contrato de derechos de emisión de la UE (EUA) subió casi un 2% a 45,12 euros la tonelada alrededor de las 1430 GMT, su nivel más alto desde que se lanzó el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE ETS en 2005, antes de volver a caer por debajo de los 45 euros.

El precio de referencia de los derechos de emisión de carbono de la UE negociados en el esquema ha aumentado en aproximadamente un 45% desde que tuvo lugar una reunión en diciembre cuando los líderes de la UE acordaron un objetivo más ambicioso sobre recortes de emisiones para esta década.

El EU ETS es la principal herramienta del bloque para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático. Obliga a las centrales eléctricas, las fábricas y las aerolíneas que operan vuelos europeos a comprar un derecho por cada tonelada de CO2 que emiten, lo que efectivamente le pone un precio a la contaminación.

Lectura sugerida

El esquema ha logrado en el sector de la energía que las plantas de carbón sean antieconómicas en comparación con las energías renovables o alternativas no renovables menos contaminantes, como el gas natural.

La agencia Reuters informó que la Comisión Europea espera publicar detalles en junio sobre cómo se reformará el mercado de carbono para ayudar a lograr el objetivo más estricto, que se espera que lleve a una mayor demanda y escasez de derechos de emisión de carbono.

Según la agencia, el rápido aumento de precios y los pronósticos alcistas han tentado a más instituciones financieras y empresas comerciales a ingresar al mercado, impulsando aún más la demanda.

Esto llevó a que los analistas eleven sus pronósticos de precio promedio del mercado de carbono europeo ante las expectativas de un objetivo más estricto y debido a que el clima frío elevó también el costo de los permisos.

Según los especialistas, se espera que promedien 46,28 euros la tonelada de carbono en 2021 y 55,67 euros en 2022, mostró una encuesta de Reuters realizada con ocho analistas. Eso es un 17,9% y un 20,4%, respectivamente, de las previsiones realizadas en enero.

«La mayor ambición climática de la UE 2030 y el interés creciente sostenido de los inversores financieros han apoyado el movimiento ascendente del carbono», dijo Reuters citando palabras del analista de Refinitiv Ingvild Sorhus. «Además, las compras de cumplimiento de última hora y el fortalecimiento del complejo energético debido al clima frío del invierno impulsaron el repunte de los precios de la EUA», añadió.

Lectura sugerida

Sin embargo, los analistas sostienen que el precio del carbono debe aumentar mucho más, a alrededor de 100 euros la tonelada, para impulsar a la industria a invertir más en tecnologías de reducción de emisiones, como el hidrógeno, dijo Reuters.

También tiene que ser lo suficientemente alto para permitir que el bloque de 27 naciones reduzca las emisiones a cero para mediados de siglo.

“El precio del carbono tiene que subir lo suficiente para desencadenar reducciones de emisiones a través de una mayor eficiencia, algo que creemos que los industriales han descuidado en gran medida desde que comenzó el EU ETS en 2005”, dijeron analistas del banco de inversión Berenberg.

Un precio de más de 100 euros elevaría los precios mayoristas de la electricidad, lo que se traduciría también en mayores costos de electricidad industrial, agregaron.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Brasil: JBS amplía sus operaciones de biodiesel con una nueva biorrefinería

El mayor productor de proteínas del mundo puso en marcha una biorrefinería en Mafra, la tercera de la compañía, reforzando el concepto de economía circular y alineado a sus compromisos de Net Zero 2040.