‘CowCredit’: una peculiar iniciativa de una startup para que la reducción de metano de las vacas no incurra en mayores costos para los agricultores

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Mootral, una startup agrícola anglo-suiza, lanzó la semana pasada un producto un tanto peculiar: un crédito de carbono basado sobre la reducción de eructos de las vacas.

Según reportó el portal Softed, la idea es que en lugar de, o además de plantar árboles para compensar sus emisiones de carbono, las personas y las empresas también podrían pagar para alimentar a las vacas con un suplemento nutricional que les hagan eructar menos metano.

El suplemento de origen vegetal de Mootral puede reducir el metano que emite una vaca hasta en 38% en promedio, con un promedio de alrededor del 30%. Si las 1.500 millones de vacas que habitan el planeta fueran alimentadas con este suplemento que tiene su base en el ajo, el efecto ambiental sería equivalente a retirar de las carreteras 330 millones de automóviles europeos, estima Thomas Hafner, fundador y director ejecutivo de Mootral.

«Una vaca emite tantos gases de efecto invernadero como seis Volkswagen Golf», compara Hafner. «Es importante destacar que el suplemento no afecta la salud de la vaca, e incluso podría aumentar su producción de leche, aunque esto aún se está probando».

El metano es 84 veces más potente que el dióxido de carbono en sus efectos de calentamiento del planeta en un término de 20 años, y existe un escrutinio cada vez mayor sobre cómo reducir las emisiones. Es una prioridad en el marco del Nuevo Pacto Verde de la Comisión Europea, por ejemplo. El ganado representa alrededor del 14,5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero y los eructos de las vacas constituyen la mayor parte de eso, agrega Hafner.

Lectura sugerida

Solo hay un problema: cómo hacer que los agricultores compren el suplemento. Alimentar con suplementos nutricionales está costando alrededor de U$S 60 por vaca para un año. Con los precios agrícolas reducidos, Mootral sabe que tendrá dificultades para lograr que los agricultores agreguen otro costo a sus operaciones.

“Creemos que los agricultores no deberían tener que pagar por ello, queremos que sean parte de la solución para el cambio climático, pero no que asuman todos los costos”, dijo Hafner a Sifted.

Es aquí donde Hafner tuvo su idea peculiar. La creación de un bono llamado ‘CowCredit’. Cada CowCredit, verificado por Verra, la organización sin fines de lucro de sostenibilidad con base en EEUU., se venderá a 70 € por cada tonelada de CO2 que las vacas eviten emitir al ser alimentadas con el suplemento de Mootral. En realidad, son menos emisiones de metano, pero se convierten en equivalentes de CO₂ para los créditos.

Lectura sugerida

Vender los créditos de carbono ayudaría a financiar los costos para que Mootral pudiera suministrar el suplemento a los agricultores de forma gratuita. Actualmente, el alimento Mootral es utilizado por granjas lecheras comerciales como la granja Brades en el Reino Unido, que suministra leche de barista de primera calidad a las cafeterías líderes del Reino Unido, incluida la cadena de alta gama Gail’s. Las tiendas ecológicas de alta gama pueden anunciar la leche como ecológica y cobrar a los clientes una pequeña prima.

Pero para que Mootral obtenga una aceptación masiva – la compañía pretende comenzar su expansión por el Reino Unido pasando de alimentar 400 vacas a 20 mil este año, debe poder darles a los agricultores el suplemento de forma gratuita y recuperar los costos a través del crédito de carbono. CowCredits también podría ayudar a llevar el suplemento al mercado de carne de vacuna de EEUU., ampliando a millones más de vacas.

Lectura sugerida

La compañía también está buscando recaudar U$S 2,5 millones en capital semilla para ayudar a establecer la idea, y continuar luego con una ronda de Serie A a finales de este año. “La leche y la carne ecológica podrían ser como el atún dolphin-free en la década de 1980”, dijo Hafner.

“Una vez que comience, esto podría ser como el atún adolphin-free en la década de 1980. A los dos o tres años de su lanzamiento al mercado, se había convertido en el estándar del mercado. La leche y la carne respetuosas con el clima podrían ser lo mismo; primero tenemos que demostrar que existe”, dijo Hafner.

Hay algunas otras soluciones para reducir las emisiones de metano de las vacas, incluida la alimentación con algas marinas que está probando Fonterra en Australia o la startup sueca Volta Greentech, que recaudó 500.000 euros el año pasado para desarrollar un negocio en torno a esto. Sin embargo, muchos de estos proyectos aún se encuentran en la fase de investigación y es poco probable que sean escalables a corto plazo.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.