Refinería californiana que le dijo adiós al petróleo invierte en una nueva planta de crushing de soja

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Phillips 66, una de los grandes jugadores del mercado de petróleo a nivel global, anunció a mediados del año pasado que su refinería emblemática de Rodeo, California, será reacondicionada para producir únicamente biocombustibles. Una vez finalizadas las obras, la instalación se convertirá en la mayor planta de elaboración de biocombustibles del mundo.

Ahora la compañía ha anunciado sus planes para asegurarse la provisión de las materias primas para su creciente cartera de proyectos de combustibles sostenibles de origen biológico.

En un comunicado, Phillips 66 dijo que acordó invertir en un complejo de crushing de soja que está por construirse en el estado de Iowa. La inversión le otorga una participación minoritaria en Shell Rock Soy Processing, que lleva el nombre de la ciudad cercana donde se construirá la instalación, en el noreste de Iowa.

Lectura sugerida

La planta, que está pendiente de aprobaciones estatales y locales, producirá aproximadamente 585 toneladas por día de aceite de soja. Phillips 66 tiene un acuerdo para comprar el 100% de la producción de aceite de soja de la planta que se utilizará para fabricar los combustibles renovables.

“Esta inversión estratégica expande nuestro alcance en la cadena de valor del diesel renovable y proporciona materia prima segura”, dijo Brian Mandell, vicepresidente ejecutivo de marketing y comercial de Phillips 66. «También refleja nuestro compromiso de desempeñar un papel importante en un futuro energético con bajas emisiones de carbono», agregó.

Lectura sugerida

«Phillips 66 representa lo que creemos que es la principal plataforma de energías renovables, con un plan de negocios superior y fantásticas perspectivas a largo plazo», dijo Mike Kinley, director ejecutivo de Shell Rock Soy Processing. “Al revisar nuestras opciones para socios de compra, nos quedó claro que Phillips 66 era el socio de elección a largo plazo”.

Además del aceite de soja, Shell Rock Soy Processing producirá más de 900.000 toneladas por año de harina de soja y cáscaras para la alimentación del ganado. La planta tiene una ventaja geográfica, ubicada en uno de los principales estados productores de soja con opciones ferroviarias que brindan acceso directo a diversos mercados.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

En Illinois encuentran una población de cáñamo de agua tolerante a dicamba y crece la incertidumbre sobre las malezas resistentes

Los científicos en malezas de la Universidad de Illinois, en EEUU, han confirmado la tolerancia al herbicida dicamba en una población de cultivo de cáñamo de agua (Amaranthus tuberculatus) en la localidad de Champaign.