El 80% de los consumidores estarían dispuestos a probar carne cultivada

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Aleph Farms, una startup con sede en Rehovot, Israel que se hizo popular a comienzos de año por haber creado el primer bife de costilla con células cultivadas en laboratorio y una impresora 3D, encargó un nuevo estudio a la consultora North Mountain Consulting Group para conocer que tan dispuestos están los consumidores de EEUU y el Reino Unido a probar este tipo de alimento.

Los hallazgos mostraron un alto nivel de apertura (80%) tanto en las poblaciones de EE UU., como del Reino Unido, siendo el 40% de los consultados ‘algo o moderadamente dispuestos a probarla’ y otro 40% ‘dispuestos a probarla’.

Las generaciones más jóvenes tuvieron la mayor apertura. Al menos el 88% de los consumidores de la Generación Z, también conocidos como centennials, que abarca a aquellas personas nacidas entre mediados de la década del 1990 y mediados de la década de 2000, estaban abiertos a probar la carne de laboratorio. Entre los millennials, nacidos entre comienzos de los ’80 y la mitad de la década de 1990, el 85% de los consultados dijo estar dispuesto a probarla. Mientras que los pertenecientes a la generación X (nacidos entre los ’60 y hasta comienzos de los ’80) la cifra alcanzó al 77%. Para los Baby Boomers (nacidos después de la II Guerra Mundial hasta los ’60), solo el 72% estaría dispuesto a probar la carne de laboratorio.

Lectura sugerida

Todos los segmentos previeron que la carne cultivada representaría casi la mitad de su ingesta total de carne.

Otro hallazgo de la encuesta es que los consumidores prefieren el término ‘cultivado’ sobre ‘basada en células’ y ‘células cultivadas’ para su uso en un contexto social y en envases, aunque perciben estos términos como menos descriptivos.

Los resultados son similares a otras encuestas recientes sobre el consumo de carne cultivada. A principios de este año, Eat Just, la compañía que logró la primera autorización para comercializar carne cultivada en Indonesia, encargó un estudio que descubrió que siete de cada 10 consumidores estadounidenses están abiertos a sustituir la carne de origen animal por pollo de origen celular. Otro estudio de 2019, publicado en Frontiers in Nutrition, concluyó que casi el 65% de los estadounidenses probablemente o definitivamente probaría la carne cultivada.

Sin embargo, el estudio de Aleph Farms encontró que la mayoría de los consumidores no están familiarizados con la carne cultivada. Keri Szejda, fundadora y científica investigadora principal de North Mountain Consulting Group, resaltó la importancia de la comunicación científica eficaz para la adopción por parte de los consumidores.

Aún la carne cultivada no está aprobada para consumo humano en los Estados Unidos. Una vez que reciba la aprobación regulatoria y los consumidores tengan la opción de comprar carne cultivada en restaurantes o en el supermercado, puede despertar su interés, dijo el portal especializado en alimentación FoodDive.

Lectura sugerida

El mayor apoyo de las generaciones más jóvenes como la Generación Z y los millennials también podría presagiar un futuro prometedor para la carne cultivada. Las generaciones más jóvenes ya están demostrando que tienen patrones dietéticos y de compra diferentes en comparación con las generaciones anteriores y, en general, están más preocupados por los temas como la sostenibilidad y el bienestar animal. También practican un consumo de alimentos más saludables con menos aditivos y es más probable que sean vegetarianos.

Aleph Farms ha sido una de las startups más activas en el segmento de carne cultivada. Además de haber desarrollado el primer bife de costilla por bioimpresión, ha atraído fondos de algunos actores de renombre, incluido Cargill.

Otros jugadores en este campo: Future Meat Technologies, está en camino de producir una pechuga de pollo cultivada que se vendería por tan solo U$S 7.50. Por su parte, BlueNalu está desarrollando productos del mar cultivados, mientras que Memphis Meats, que recientemente cambió su nombre a Upside Foods, espera aprobaciones para lanzar su carne de pollo cultivada al mercado para fines de este año.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

ADM y LG Chem con planes de convertir maíz en PLA y biopolímeros

El gigante estadounidense de los agronegocios y líder mundial en nutrición y biosoluciones, ADM anunció que se ha asociado con LG Chem, una de las mayores empresas químicas del planeta, para explorar la producción de ácido láctico en EEUU. para satisfacer la creciente demanda de una amplia variedad de productos de origen vegetal, incluidos los bioplásticos.