CEO de Volkswagen Latinoamérica dijo que Brasil debe enfocarse en las celdas de combustibles a etanol

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El CEO de Volkswagen Latinoamérica, Pablo Di Si, dijo que Brasil debería ser un exportador de tecnologías de etanol, como la celda de combustible, tanto a países vecinos como al continente europeo y potencias emergentes como China e India, según publicó NovaCana.

El ejecutivo participó de un panel virtual durante la Feria Fenasucro, uno de los eventos más importantes del mundo sobre la cadena de valor de la caña de azúcar. “Brasil necesita pensar en grande, necesita mostrarse al mundo como un importante desarrollador de biocombustibles, exportador de tecnología y no solo de etanol”, dijo.

“Tenemos que pensar en el etanol, la celda de combustible. Se puede transportar en contenedores y exportar a Europa, a China”, destacó.

Según Di Si, será necesario invertir en investigación y desarrollo en las instituciones nacionales, para que Brasil pueda realmente jugar un papel de liderazgo en el mundo en el tema de los biocombustibles.

Lectura sugerida

“El etanol puede ser una tecnología complementaria para vehículos de combustión, híbridos y eléctricos, desarrollada en Brasil con potencial de exportación. El etanol funciona bien en Brasil y funcionará bien con algún componente mezclado en algunos otros países, aunque la base siempre es el etanol”, comentó.

El ejecutivo también habló de la ventaja del etanol sobre los autos eléctricos y la necesidad de que Brasil apueste por soluciones más adecuadas a la realidad nacional en lo que respecta a la transición energética. «Los coches eléctricos son una realidad, pero necesitamos y podemos crear nuestra alternativa», dijo.

“El etanol, en comparación con la gasolina, genera un 86% menos de emisiones. La diferencia es brutal. Se planta caña de azúcar y casi todo el proceso de producción de etanol es renovable. Y la velocidad para continuar este viaje es superrápida en comparación con la implementación de estaciones para el suministro de autos eléctricos”, concluyó.

La opinión del ejecutivo está en línea con la propuesta del gobierno federal en el programa ‘Combustível do Futuro’, aprobado a fines de abril por el Consejo Nacional de Política Energética (CNPE). El programa señala las rutas tecnológicas que Brasil pretende seguir para descarbonizar la matriz de transporte, con énfasis en incentivar todas las tecnologías que utilizan etanol, como las celdas de combustibles o los biocombustibles de segunda generación.

Lectura sugerida

Anteriormente, en un encuentro impulsado por Exame, el exministro de Hacienda y actual director del Banco Safra, Joaquim Levy, también defendió el desarrollo de tecnologías de pilas de combustible basadas en etanol, dijo NocaCana.

«Tenemos que tener tanta ambición, tanta urgencia, como teníamos en el caso del programa de alcohol combustible para apoyar la celda de hidrógeno de etanol», dijo. Según Levy, Brasil tiene la capacidad de competir con otros actores mundiales en la transición energética, pero necesita ver posibilidades más allá del uso del etanol como se hace hoy.

“Las fábricas internacionales dejarán de producir vehículos equipados con motores de combustión interna en 10-15 años, como máximo, por lo que no podremos quedarnos con algo que dependerá de una tecnología que no interesa a nadie más”, observó.

Levy cree que la celda de combustible a partir de etanol y el desarrollo de nuevas soluciones para la producción de biojet son formas de “dar vida a nuestros biocombustibles y mantener trabajos importantes en una parte de nuestra economía”, comentó.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

ADM y LG Chem con planes de convertir maíz en PLA y biopolímeros

El gigante estadounidense de los agronegocios y líder mundial en nutrición y biosoluciones, ADM anunció que se ha asociado con LG Chem, una de las mayores empresas químicas del planeta, para explorar la producción de ácido láctico en EEUU. para satisfacer la creciente demanda de una amplia variedad de productos de origen vegetal, incluidos los bioplásticos.