Comenzó en Holanda la construcción de la primera carretera pavimentada con bioasfalto

Lo más leído

Columna semanal

00:07:42

Una reflexión sobre el aporte de las bioenergías

Los temas de la semana resumidos en cinco minutos.
 
 

Roelofs, una empresa familiar de los Países Bajos que opera en el área de desarrollo de proyectos de infraestructura urbana, comenzó la construcción de la primera carretera del mundo pavimentada con bioasfalto, un material que utiliza lignina en reemplazo del bitumen, un compuesto altamente contaminante de origen fósil.

La lignina es producida por la compañía holandesa Avantium, una empresa de tecnología líder en química renovable.

En colaboración con la provincia de Groningen, el proyecto demostrativo busca probar la efectividad del nuevo biomaterial sustentable en un tramo de 250 metros de largo sobre la carretera 987 entre las localidades de Siddeburen y Wagenborgen, en el norte de los Países Bajos. Esta iniciativa es parte del proyecto CHAPLIN XL, una colaboración de grupos industriales y académicos con el objetivo de demostrar que la lignina como reemplazo del bitumen funciona de manera efectiva a escala y conduce a una reducción significativa de CO2 en la construcción de carreteras.

Avantium desarrolla y comercializa tecnologías innovadoras para la producción de productos químicos y materiales de origen vegetal. En su biorrefinería piloto DAWN en Delfzijl (Países Bajos), Avantium convierte la materia prima leñosa en azúcares industriales y lignina.

Lectura sugerida

La lignina se puede utilizar para la generación de energía, pero también es adecuada para muchas aplicaciones de mayor valor, como el bioasfalto. Para estas pruebas, se agregaron al asfalto alrededor de 1.000 kg de lignina Avantium para reemplazar una parte del bitumen utilizado en la producción de la capa superior de la carretera.

Annelie Jongerius, científica senior de Avantium y responsable del área de valorización de lignina, comentó que “Estamos entusiasmados de mostrar el potencial de nuestra lignina para la producción de bioasfalto. Es un gran ejemplo de cómo realizar la misión de Avantium de reemplazar los productos químicos y materiales de origen fósil con alternativas renovables».

La biorrefinería DAWN ha sido posible gracias a una contribución financiera de la provincia de Groningen.

Los socios productores de asfalto del proyecto CHAPLIN XL han mejorado el proceso para producir bioasfalto en plantas de asfalto convencionales, lo que permite la ampliación de la tecnología de asfalto a base de lignina. Avantium colabora estrechamente con Roelofs, que tiene la ambición de hacer la transición al bioasfalto. Roelofs también construirá una segunda sección de prueba sobre la carretera N°987 con lignina Kraft convencional proveniente de una fábrica de papel finlandesa.

Lectura sugerida

Gerard Hoiting, director general de Roelofs, está satisfecho con la colaboración. «Como empresa, tenemos la ambición de ser climáticamente neutrales en 2030. No solo internamente, sino también con clientes y socios, buscamos innovaciones y aplicaciones concretas y nos inspiramos mutuamente hacia un mundo mejor. Esta colaboración es un gran ejemplo de ello».

Los socios de CHAPLIN XL analizarán exhaustivamente el tramo de la carretera basada en lignina sobre el rendimiento, la viabilidad tecnoeconómica y los beneficios ambientales a través de una Evaluación del ciclo de vida.

Los resultados preliminares indican que el asfalto a base de lignina permite una reducción sustancial de la huella de carbono en comparación con su contraparte de origen fósil.

Martin Junginger, profesor de Economía de base biológica en la Universidad de Utrecht y coordinador del proyecto de CHAPLIN XL, dijo que «Para la amplia aplicación de la lignina en la construcción de carreteras en el futuro, es necesario que los constructores de carreteras puedan proporcionar una validación financiera, técnica y ambiental del bioasfalto en licitaciones. También notamos que existe un gran interés internacional por parte de los constructores de carreteras por los resultados de nuestras pruebas”.

Lectura sugerida

IJzebrand Rijzebol, miembro del Ejecutivo Provincial de Groningen, se complace de que el nuevo biomaterial se esté utilizando sobre la carretera 987, cerca de los puertos de Groningen y Chemiepark Delfzijl.

La producción del bioasfalto también se llevará a cabo en Groningen, en Asfalt Production Westerbroek (APW) en Westerbroek. El ecosistema de Chemport Europe en la región del norte de Holanda es conocido como líder en química verde y en la reducción de emisiones de CO2.

“La región norte de los Países Bajos tiene grandes ambiciones de alejarse de los recursos fósiles y hacer la transición a una economía circular también basada en los recursos regionales disponibles, como el azúcar y los residuos de madera. Los socios de CHAPLIN XL comparten esta ambición y, por lo tanto, la carretera de prueba de bioasfalto encaja bien con nuestros objetivos”, dijo el funcionario.

El proyecto CHAPLIN XL (Collaboration in aspHalt Applications with LIgniN) está integrado por organizaciones académicas e industriales. Los miembros del proyecto son Avantium, Roelofs Groep, la Universidad de Utrecht, Wageningen Food & Biobased Research, Asfalt Kennis Centrum, H4A Infratechniek y Stichting Biobased Delta. La Agencia Empresarial de los Países Bajos (Rijksdienst voor Ondernemend Nederland – RVO) otorgó al proyecto CHAPLIN XL una subvención de 1,5 millones de euros en 2020.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Lanzan una iniciativa para fortalecer las startups agroalimentarias y de América Latina y el Caribe. Enterate como participar

El Sustainable Agtech Challenge, creado por PNUMA y The Yield Lab Institute permitirá identificar Startups con modelos de negocios escalables que aborden algunos de los problemas más relevantes del cambio climático en los sistemas agroalimentarios en Latinoamérica y el Caribe.