Brasil: FS tendrá la primera biorrefinería del mundo carbono negativo

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

FS, la primera y a la vez, la mayor empresa brasileña en producir bioetanol, alimento para la nutrición animal y bioenergía exclusivamente a partir del maíz, anunció la implementación del revolucionario sistema de captura y almacenamiento de carbono, una tecnología conocida como BECCS: Bioenergía con sistema de captura y almacenamiento de carbono.

En 2017, FS se convirtió en la primera empresa brasileña en utilizar únicamente maíz para la producción de etanol, al inaugurar su biorrefinería ubicada en Lucas do Rio Verde, en el estado de Mato Grosso, con una capacidad para producir aproximadamente 550 millones de litros de etanol anhidro por año.

Su segunda planta, ubicada en Sorriso, también en el estado de Mato Groso, amplió su capacidad de producción en febrero de 2021, para alcanza una capacidad de producción de 850 millones de litros de etanol anhidro por año.

Además del etanol, FS utiliza tecnología de punta para fabricar alimento para la nutrición animal, conocido por las siglas DDG (Dried Distillers Grains), aceite de maíz y bioelectricidad. Las plantas de la Compañía producen cero efluentes, con un ciclo continuo del agua y reutilizando íntegramente los recursos de su ciclo de producción cerrado.

Lectura sugerida

El nuevo sistema BECCS consiste en capturar, comprimir, deshidratar y transportar el CO2 para una inyección subterránea profunda y segura para su almacenamiento permanente. El sistema BECCS se instalará en la planta de FS en Lucas do Rio Verdey el sitio de inyección de carbono estará ubicado dentro de un radio de 5km de la planta, que se definirá de acuerdo con estudios geológicos y geofísicos, y será monitoreado durante su uso.

Al implementar el sistema BECCS, la Compañía será la primera biorrefinería a nivel mundial en tener una huella de carbono negativa. El objetivo de la Compañía es alcanzar, para 2030, 32 millones de CBIOS, referenciando toneladas de CO2 bajo el programa brasileño RenovaBio, con la implementación de su plan de expansión y la incorporación de esta tecnología en Brasil.

En todo el mundo, sólo existen 3 proyectos comerciales que utilizan el sistema BECCS y FS será la primer empresa que lo implementará en Brasil. El beneficio de la tenología BECCS, en términos de ciclo de vida del carbono, ya ha sido certificado por la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) para otras empresas en el Estándar de Combustible Bajo en Carbono (LCFS), el programa de combustibles limpios de California.

«En nuestra búsqueda incansable de transformar nuestra industria, invertimos constantemente en soluciones innovadoras y el sistema BECCS es una tecnología importante para ayudar a lograr los objetivos de neutralidad de carbono para abordar el cambio climático», afirmó Rafael Abud, CEO de FS.

Lectura sugerida

FS dijo que la adopción del sistema BECCS es parte de un conjunto de acciones establecidas por la empresa en los seis compromisos de largo plazo de la Compañía (FS 2030 Sustainability Commitment), en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y  el Acuerdo de París.

Entre los seis objetivos, dos compromisos aportan innovación a la industria: (i) la reducción de las emisiones de CO2 a través de un sistema de captura y almacenamiento de carbono; y (ii) la promoción de mejoras continuas y transparencia en los procesos de gobernanza, encaminadas a obtener la máxima calificación ASG con las principales agencias del segmento. Este puntaje se alcanzó en marzo de 2021 con la evaluación realizada por Vigeo Eiris, una empresa afiliada de Moody’s.

Además de estos objetivos, la Compañía también ha asumido otros compromisos, como la responsabilidad social y ambiental, la reducción en el consumo de agua, la reducción de residuos y efluentes, la educación y desarrollo de las comunidades, y la diversidad e inclusión.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.