Home Acuicultura Inspirados en los sistemas de tratamiento de aguas cloacales, investigadores desarrollan novedosa...

Inspirados en los sistemas de tratamiento de aguas cloacales, investigadores desarrollan novedosa tecnología de acuaponia

Uno de los mayores desafíos que está enfrentado la acuicultura sostenible es encontrar la manera de aumentar el volumen de producción de las granjas y, al mismo tiempo, reducir las corrientes de desechos que pueden conducir a la acumulación de residuos nocivos.

Una nueva investigación propone un sistema de acuaponia para tratar estos desechos de pescado y utilizarlos para la producción de más alimentos.

En este estudio publicado en Frontiers in Plant Science, investigadores del Departamento de Ciencias Marinas de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, demostraron una forma novedosa y eficaz de convertir los desechos de pescado de las granjas acuícolas en fertilizante vegetal, y por lo tanto mejorar los nutrientes disponibles para las plantas en el cultivo de plantas hidropónicas.

El autor principal del trabajo, Victor Lobanov, explicó que «El lodo de pescado es un producto de desecho formado por alimentos y heces de pescado no consumidos y normalmente es degradado por bacterias en el agua. Además de dañar físicamente las branquias de los peces, el exceso de carbono en los sólidos conduce a un crecimiento bacteriano excesivo, lo que disminuye el oxígeno en el agua y obstaculiza la capacidad de los peces para respirar. Queríamos averiguar si estos desechos podrían usarse para fertilizar plantas en sistemas de acuaponía eliminando el exceso de carbono, pero conservando los minerales necesarios para cultivos en crecimiento.»

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»24243″]

Residuos de pescado como fertilizante

Los científicos investigaron una posible solución inspirada en las plantas de tratamiento de aguas residuales y cloacales que se encuentran en todo el mundo, llamada eliminación biológica mejorada de fósforo (EBPR). Adaptaron este proceso para reducir el riesgo de acumulación de bacterias en el agua y descubrieron que los minerales de los desechos de pescado eran solubles en el agua y, por lo tanto, podían estar disponibles biológicamente para que los absorbieran las plantas.

Descubrieron que el sistema de tratamiento de sólidos que desarrollaron era muy eficaz para transportar nutrientes de los desechos de los peces al sistema acuapónico en forma de fertilizante líquido con la misma eficacia que una solución comercial de nutrientes. Aunque el fertilizante no satisfizo por completo las necesidades de las plantas, ya que faltaban algunos nutrientes como el manganeso, los investigadores esperan optimizar este sistema en estudios futuros.

«Ojalá podamos escalar el sistema de manera más eficiente en el futuro, no solo para la producción de lechuga, como se utilizó en este estudio, sino también para otras plantas, con el número correcto de peces correspondiente al tamaño del sistema. Optimizando aún más la descomposición de los sólidos de pescado mediante el sistema de tratamiento de sólidos, también podemos lograr una tasa de tratamiento más rápida y hacer que todo el proceso sea más eficiente», explicó Lobanov.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»24527″]

Las soluciones de fertilizantes comerciales a menudo tienen niveles muy altos de nitrógeno, lo que estimula a los cultivos a hincharse y absorber grandes cantidades de agua, dando la apariencia de un crecimiento mejorado, pero disminuyendo la cantidad de minerales en la planta. A pesar de que el fertilizante creado por el sistema de tratamiento de sólidos contiene niveles más bajos de nitrógeno que los fertilizantes químicos disponibles comercialmente, las plantas no demostraron ser deficientes en nutrientes. Esto sugiere que los altos niveles de nitrógeno comúnmente utilizados superan lo que necesitan las plantas.

Los autores esperan que este hallazgo estimule una mayor investigación sobre las conexiones entre los nutrientes de las plantas, la salud y el sabor: «Nuestro trabajo muestra que este tipo de cultivo no solo es más sostenible, sino que también es capaz de proporcionar nutrientes en una forma que es fácilmente accesible a las plantas. Los agricultores pueden tomar este sistema y optimizarlo para sus cultivos y volúmenes de producción específicos, incluso completándolo con nutrientes adicionales si es necesario «.

×
Salir de la versión móvil