9.5 C
Buenos Aires
miércoles, julio 6, 2022
 

Así es como las enzimas están haciendo nuestra vida más fácil y sustentable

Lo más leído

Columna semanal

00:16:34

Algunas reflexiones sobre la insólita e indignante crisis de gasoil y el aporte de las bioenergías

Durante años, los biocombustibles contribuyeron significativamente a la descarbonización del transporte y a la independencia energética del país, pero una mala Ley sancionada el año puso en riesgo estos logros.
 
 
 
 
Emiliano Huergo
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia
 

Probablemente el 2021 sea recordado como el año del despegue de la química verde. Por lo menos, para aquellos que seguimos de cerca la evolución de la transición hacía una economía baja en carbono.

El avance en el conocimiento de la biología y el desarrollo de nuevas enzimas que favorecen los procesos de conversión de biomasa en nuevos productos sustentables, con las mismas o mejores prestaciones, que sus equivalentes fósiles están siendo claves para la consolidación de este sector.

En este sentido, la biotecnología de precisión se ha convertido en una poderosa herramienta para desbloquear todo el potencial de las enzimas para crear nuevos productos, prácticamente, en todos los sectores industriales.

Aunque no nos demos cuenta, convivimos con productos que han sido elaborados gracias al aporte de estos microorganismos. Y lo más interesante, es que la gran mayoría de estos productos, no solo mejoran la huella ambiental de sus equivalentes, sino que lograr mejores prestaciones.

Para conocer con mayor detalle qué son los procesos enzimáticos y cómo están mejorando nuestra calidad de vida, convocamos a Maximiliano D’Alessio, Director Comercial de Novozymes para América Latina. La compañía de origen dinamarqués es el proveedor líder a nivel global en soluciones enzimáticas.

¡No la pierdas!

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El boom de las ‘Tiny Houses’: un hogar en cualquier lugar

Tiny significa en inglés muy pequeño o diminuto. Son unidades de vivienda primaria a pequeña escala, que suelen tener, por lo general, entre 30 y hasta 60/70 metros cuadrados aproximadamente y suelen construirse en madera para ser más sostenibles. Pueden estar fijas sobre el suelo o ubicarse sobre remolques para su fácil traslado, condición indispensable para una vida nómade y donde la aventura dibuja los caminos.