La compañía australiana que busca desbloquear el suministro de biomasa para la producción de hidrógeno

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Sweetman Renewables, una compañía con base en la provincia de Nueva Gales del Sur, Australia se quiere subir a la producción de energía sostenible desbloqueando tecnologías basadas en hidrógeno de segunda etapa.

El hidrógeno es considerado como un componente clave para el futuro energético con bajas emisiones de carbono. Cada día, son más las empresas que confían en que el hidrógeno pueda reemplazar al gas natural como fuente de combustible y que las celdas de combustible de hidrógeno se conviertan en una solución superadora a la movilidad eléctrica enchufable, especialmente en vehículos pesados ​​y el transporte de larga distancia, donde se requieren baterías y estaciones de recarga de gran tamaño.

Sweetman Renewables, a través de su división de biomasa, está buscando la oportunidad de desarrollar una segunda etapa para producir hidrógeno verde a partir de la gasificación de biomasa.

La compañía adquirió a la familia Sweetman el aserradero y sus tierras relacionadas, que han funcionado con éxito y de forma rentable durante más de 100 años. Sweetman Renewables planea emprender una expansión significativa para duplicar la capacidad existente del aserradero a través de una nueva línea automatizada de procesamiento de troncos de baja calidad con la capacidad de agregar valor a la producción para respaldar mejor la creciente demanda de los clientes industriales y la industria de la construcción de Australia.

Lectura sugerida

La operación ampliada brindará la cantidad de biomasa residual suficiente para producir biocarbón y proporcionar una nueva fuente de ingresos significativa para el negocio de la madera. La compañía maderera está en conversaciones avanzadas para proveer el bicombustible a centrales australianas, que están reemplazando el uso de carbón por biomasa, así como al mercado exportatdor.

El biocarbón se crea mediante un procedimiento conocido como pirólisis, que ocurre cuando una materia prima orgánica, como el aserrín o astillas de madera obtenidas de la molienda de podas o ramas caídas de los bosques, se calienta lentamente en una atmósfera en ausencia de oxígeno, lo que da como resultado la creación de un material similar al carbón. Esta sustancia está compuesta de alrededor del 70% de carbono, lo que permite una amplia gama de aplicaciones que pueden conducir a la descarbonización general de múltiples industrias, incluso como fertilizante para cultivos.

El proceso de pirolisis libera hidrógeno que podría utilizarse directamente como combustible de transporte o calor, e indirectamente como almacenamiento de energía, como materia prima para usos industriales o como productos químicos y fertilizantes.

“Los residuos de madera representan una gran oportunidad para expandir el sector de bioenergía de Australia y apoyar el uso creciente de combustibles renovables para la energía de base, además de eliminar los residuos de madera de los vertederos”, dijo su presidente, John Halkett.

Lectura sugerida

Actualmente, Sweetman Renewables está realizando pruebas de laboratorio para determinar los valores caloríficos y otros parámetros técnicos del biocarbón. Esto proporcionará datos más precisos para la biomasa procedente de bosques y plantaciones y la biomasa de corrientes de desechos industriales y residenciales, para respaldar la exportación prospectiva de biomasa y para la energía renovable nacional y la producción de hidrógeno.

Sweetman planea emprender una oferta pública inicial para cotizar en el  Australian Securities Exchange. La compañía completó recientemente un aumento de A$ 2,5 millones (U$S 1,9 millones) antes de la OPI.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.