Presentaron un trabajo sobre los aportes de los biocombustibles a la contribución de los compromisos asumidos por Argentina en el Acuerdo de París

Lo más leído

Columna semanal

00:09:02

De espaldas al mundo

Los temas de la semana contados en pocos minutos.
 
 

Un nuevo estudio presentado la semana pasada por el INTA y la Fundacion Torcuato Ditella aporta información crucial sobre el potencial de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los biocombustibles producidos en Argentina y su contribución al cumplimiento de los compromisos asumidos por el país ante el acuerdo de París.

El trabajo fue realizado por los especialistas Jorge Hilbert (INTA) y Luciano Caratori (Fundación Torcuato Ditella) analizó las capacidades de producción actuales y potenciales, así como la evolución de la demanda de energía al 2030, sobre los tres biocombustibles más desarrollados en Argentina: biodiesel, bioetanol y biogas.

Con los datos de demanda, se cuantificaron las emisiones sobre la base tomando los parámetros de estudios nacionales y referencias internacionales aportando también análisis de sensibilidad ante diferentes escenarios.

Lectura sugerida

El trabajo calculó los efectos de diferentes niveles de corte de biocombustible en los combustibles fósiles, así como penetraciones incrementales de biogas en la red argentina.

Algunos datos clave sobre los hallazgos del trabajo son los siguientes:

  • Los desvíos en el no cumplimiento de los cortes fijados por la legislación desde 2010 a la fecha implicó en la pérdida de reducciones de emisiones de GEI de 6,54 MtCO2e, una cifra equivalente a la contribución que aporta el uso de biocombustibles durante 2 años sobre los niveles de corte establecidos por la legislación actual.
  • La capacidad instalada de producción de bioetanol y biodiesel existente en Argentina representa un potencial de reducción de emisiones en una magnitud equivalente que va desde el 4,5% a el 8,0% de la Contribución determinada a Nivel Nacional y contribuiría en a reducir de entre 10 y 19,9 MtCO2e en 2030.
  • De acuerdo con la disponibilidad de subproductos a ser convertidos en biocombustibles y con un incremento de la conversión de materia prima en alimentos y biocombustibles se podría llegar, bajo un escenario de corte del 45 % de biodiesel y 29 % de bioetanol, a una reducción potencial de emisiones del sector de transporte de entre el 13,4% y el 23,9%. Esto implicaría una reducción de 19,9 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente, equivalente a la emisión de 2,38 millones de argentinos durante un año, sobre la base de los datos disponibles para el año 2016.
  • Se estimó que el biometano podría llegar a aportarle a Argentina una reducción equivalente al 2,1% (aprovechando el 50% del potencial bruto). Dicho porcentaje equivaldría a 4 MtCO2e, que podría estar distribuida entre el sector transporte, la generación de energía eléctrica y otros usos industriales.

Lectura sugerida

Además del aporte a la reducción de emisiones en el sector energético, los especialistas afirman que los impactos indirectos que produciría una rápida adopción de biocombustibles generaría una inmediata baja en la huella de carbono de todos los productos de exportación de Argentina, posicionando al país entre los líderes en esta materia.

Por otro lado, consideran que la oportunidad de descarbonización y reducción de emisiones que pueden aportar los biocombustibles líquidos es muy significativa y requiere solo de una mínima inversión, mientras que también implica grandes oportunidades de empleo y desarrollo regional distribuido federalmente en muchas provincias del país.

El documento completo puede accederse aquí 

La presentación oral del trabajo puede accederse a través de: https://vimeo.com/572770099

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

00:15:38

Un Tour para conocer las tecnologías y las oportunidades en la bioeconomía circular

Representantes de Ecomanagement, la empresa líder en soluciones de revalorización de efluentes, nos cuentan los detalles de esta iniciativa sin precedentes.