¿Serán el hidrógeno y el biogás los combustibles del futuro del ferrocarril?

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El operador de carga británico Freightliner, propiedad de la multinacional Genesee & Wyoming desde 2015, ha obtenido fondos del gobierno británico para convertir una locomotora diésel para que funcione con hidrógeno y biogás.

El capital para la conversión de una de las flotas de Freightliner compuesta de 113 locomotoras Clase 66 del fabricante EMD provienen de la iniciativa First of a Kind (FOAK) del gobierno británico, diseñada para probar nuevas ideas y conceptos para empresas de transporte.

El proyecto utilizará tecnología de la firma especializada Clean Air Power, que ha desarrollado tecnología de inyección de precisión que permite utilizar combustibles alternativos en los motores existentes; la firma tiene instalaciones tanto en Inglaterra como en California. La locomotora Clase 66 estará equipada con esta tecnología de inyección, lo que permitirá que el motor EMD 710 de 12 cilindros funcione con una combinación de combustible diésel, biogás (biometano) e hidrógeno.

El proyecto cuenta con varios otros participantes importantes, como la empresa británica de infraestructura ferroviaria Network Rail, la empresa de construcción Tarmac, la empresa de gas industrial Flogas y la Universidad de Birmingham. El regulador británico Rail Safety Standards Board (RSSB) también participará, ya que el proyecto pretende servir de puente para uso más generalizado de la tecnología. Las emisiones de escape se medirán de acuerdo con la última guía de RSSB para comprender las condiciones de referencia y el impacto del doble combustible tanto para hidrógeno como para biogás. Todo el trabajo de conversión, las pruebas estáticas y la recopilación de datos de emisiones se llevarán a cabo en el taller de mantenimiento de Freightliner en Leeds, en el norte de Inglaterra.

Lectura sugerida

EMD construyó más de 650 locomotoras tipo Clase 66 (tipo JT42CWR) en Londres, Ontario y Muncie, Indiana, entre 1998 y 2015, principalmente para operadores británicos y europeos. Las locomotoras Clase 66 son responsables del 80% de las mercaderías transportadas por vías férreas en Gran Bretaña.

Encontrar alternativas al combustible diésel se ha convertido en un tema estratégica en Europa, ya que los gobiernos se comprometieron a eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero. Particularmente el gobierno británico se ha comprometido a lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en toda la economía para 2050. La mayoría de los expertos de la industria ferroviaria creen que este objetivo solo se puede lograr a través de rutas de carga de electrificación a gran escala. Pero una buena porción de la red nunca justificará la electrificación total, por lo que la fuerza motriz de combustible híbrido tendrá un papel a largo plazo.

Otras locomotoras de hidrógeno previstas

Varios otros fabricantes de ferrocarriles europeos están considerando el hidrógeno como combustible a futuro. En el Reino Unido, la startup Vanguard Sustainable Transport Solutions, junto con el departamento de transporte ferroviario de la Universidad de Birmingham, está reconstruyendo una locomotora de conmutación Clase 08 de British Rail construida en los años 60 como banco de pruebas. El proyecto Harrier HydroShunter reemplazará el motor diésel existente de 350 hp con celdas de combustible de hidrógeno para alimentar los motores de tracción existentes. El trabajo se está llevando a cabo en la línea turística de Severn Valley Railway, cerca de Birmingham, y las pruebas están planeadas para llevarse a cabo más adelante en 2021.

Lectura sugerida

En Polonia, la empresa de ingeniería ferroviaria Pesa ha anunciado planes para locomotoras re-fabricadas que utilizan una mezcla de celdas de combustible de hidrógeno y baterías. La Clase SM42 reconstruida de 800 hp, que debutará a finales de este año, está diseñada para tirar de trenes de hasta 3.500 toneladas. Sus tanques a bordo pueden almacenar 175 kg de hidrógeno, alimentando dos celdas de combustible de 114 hp. La locomotora Pesa también contará con frenado regenerativo que alimenta sus baterías de tracción de óxido de titanato de litio.

En Rusia, Russian Railways (RZD) y la empresa de ingeniería Sinara acordaron construir prototipos de locomotoras alimentadas con hidrógeno para 2024. RZD ha anunciado que a partir de 2025 ya no comprará locomotoras a diésel.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.