Brasil: Telecom hace punta en sostenibilidad al convertir basura en comunicaciones

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La empresa brasileña de telecomunicaciones Vivo, del Grupo Telecom, anunció la apertura de su primera planta de biogás en el Nordeste para apoyar el consumo propio de la empresa. La instalación construida y operada por el grupo Gera está ubicada en la localidad de Caruaru, Pernambuco.

Esta es la segunda unidad de este modelo dedicada al consumo de Vivo. La planta está instalada en el relleno sanitario del municipio y tiene la capacidad de generar 18.834 MWh/año, lo que le permite atender a más de 1.100 unidades de consumo de la empresa ubicadas en el estado, tales como locales, instalaciones y antenas.

Durante el período de construcción, la planta CGB Caruaru generó aproximadamente 83 empleos entre directos e indirectos. En la fase de operación, tendrá 11 puestos de trabajo.

Lectura sugerida

Expansión

El proyecto de generación distribuida de Vivo prevé más de 70 plantas generadoras en todo el país, operando a partir de fuentes solares, agua y biogás, en 23 estados y el Distrito Federal.

Con la entrada en operación de la planta de Caruaru, ya son 17 las plantas dedicadas que se encuentran en operación. Los planes de la filial brasilera de Telecom es que la mayoría de las 70 plantas estén en funcionamiento a finales de 2021.

Lectura sugerida

La expectativa es que la generación distribuida de Vivo represente más del 80% del consumo de baja tensión de la empresa, atendiendo a más de 28 mil unidades. Con todas las plantas en funcionamiento, Vivo producirá alrededor de 670.000 MWh/año de energía.

“La producción de energía renovable en el modelo de generación distribuida trae beneficios económicos, sociales y ambientales, ya que contribuye a minimizar las pérdidas en el sistema, aligerar la carga en la red, evitar el impacto en el medio ambiente y también favorecer el desarrollo local”, señaló el director de patrimonio de Vivo, Caio Guimarães.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El nuevo residuo de cosecha que ya se está utilizando para fabricar pañuelos descartables

La empresa multinacional de origen sueco que opera en los sectores de higiene y salud, Essity, presentó una nueva versión de su papel tisú, aquel utilizado en pañuelos descartables, papel higiénico o servilletas, elaborado a partir de residuos agrícolas.