BluShift, la startup de lanzamiento de cohetes con biocombustibles cerró su primera venta

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

bluShift Aerospace, la primera compañía de cohetes comerciales en el mundo en desarrollar un servicio de lanzamiento espacial utilizando biocombustibles, acaba de recibir su primera orden de compra firmada, lo que significa un hito para la startup al comenzar a obtener ingresos genuinos en su apuesta por lanzamientos espaciales sostenibles y económicos.

La startup con sede en Maine anunció que una empresa educativa de Virginia, llamada MaxIQ Space, acordó la compra de hasta 60 servicios de cargas útiles por lanzamiento, en un mínimo de dos lanzamientos suborbitales por año, aunque el acuerdo también incluye los lanzamientos de pruebas y eventuales misiones orbitales. Los detalles financieros no fueron revelados.

bluShift desarrolla vehículos de lanzamiento propulsados ​​por combustible biológicos. La startup lanzó su primer prototipo de cohete, el Stardust 1.0, el 31 de enero desde el Loring Commerce Center en Limestone, Maine. La empresa, fundada en 2014, empleaba a ocho personas en el momento del lanzamiento.

La compañía apunta a lanzar nanosatélites a órbitas polares desde la costa de Maine. bluShift eventualmente planea apuntar a clientes que desean órbitas más flexibles que las disponibles para cargas útiles secundarias que ofrecen los cohetes SpaceX Falcon 9 o Rocket Lab Electron.

bluShift ha comenzado a comprar los materiales para fabricar su motor a biocombustible mientras finaliza el diseño, dijo el director ejecutivo Sascha Deri en una conferencia de prensa. «No puedo entrar en detalles al respecto, obviamente, pero realmente me ha impresionado», dijo durante la reunión llevada a cabo en la plataforma Zoom.

Lectura sugerida

El propio Deri es quien inventó el biocombustible. El especialista no está dispuesto a revelar su fórmula pero afirma que los ingredientes pueden obtenerse de granjas de todo el mundo. El equipo ha pasado más de seis años refinando la fórmula y diseñando un motor híbrido modular, que también es único.

La compañía también está buscando aprobaciones de la Administración Federal de Aviación de EEUU. para un nuevo sitio de lanzamiento, que idealmente permitirá que los cohetes vuelen sobre el océano para una mayor flexibilidad de alcance y que permita el lanzamiento de un cohete más grande para continuar con su programa de pruebas, agregó Deri. bluShift ha dicho que apunta a una ubicación en el este de Maine para lanzar el cohete más nuevo en desarrollo de la compalía, llamado Starless Rogue, que será capaz de elevar cargas útiles suborbitales a 150 millas (241 kilómetros) de altitud.

MaxIQ es mejor conocido por realizar un proyecto de recopilación de datos dirigido por estudiantes a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS), dijo bluShift durante la conferencia de prensa. MaxIQ dice que realizó el proyecto ISS en 2020 junto a la NASA y otra compañía educativa que administra las cargas útiles de los estudiantes ISS, llamada Quest for Space.

Sin embargo, a pesar de haber enviado 1.000 cargas útiles al espacio en 80 lanzamientos, MaxIQ dijo que no había podido encontrar un socio de lanzamiento consistente. Esto es lo que motivo su acuerdo con bluShift. MaxIQ y bluShift también lanzaron conjuntamente una carga útil científica para la escuela secundaria Falmouth de Maine en Stardust 1.0, por lo que las empresas han trabajado juntas antes.

«Lo que hemos estado buscando son oportunidades de lanzamiento, y bluShift está exactamente posicionado para nosotros en términos de flexibilidad y precios; es asequible para educadores y escuelas», dijo la presidenta de MaxIQ, Judi Sandrock, durante la conferencia de prensa.

Lectura sugerida

«Descubrimos que muchos jóvenes están muy interesados ​​en los objetivos de desarrollo sostenible, por lo que realmente quieren vernos trabajando con un proyecto en el que haya conciencia sobre la sostenibilidad [ambiental] de principio a fin», agregó Sandrock. «Creo que será muy interesante para ellos desde la perspectiva de la recopilación de datos, así como una maravillosa oportunidad de educación».

Además de buscar clientes, bluShift está apostando a recaudar aproximadamente U$S 1 millón en la plataforma de crowdfunding WeFunder. Hasta la fecha lleva recaudado aproximadamente la mitad de ese objetivo. En la página web de crowdfunding, la compañía dice que ya ha recaudado casi $ 1 millón en rondas privadas y que espera tener un flujo de caja positivo en cuatro años.

Una vez que concluya la campaña de WeFunder, «probablemente ingresaremos en una ronda de financiación previa a la semilla o de la Serie A», dijo Dari durante la conferencia de prensa, y señaló que hasta ahora la financiación federal no estaba disponible para bluShift. Otra posible fuente de ingresos podría venir a través de una «relación simbiótica» con un puerto espacial que podría usarse para infraestructura de lanzamiento u otras necesidades, agregó.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.