China dice que el impuesto fronterizo al carbono anunciado por la UE viola los principios comerciales

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

China dijo que el plan de la Unión Europea de imponer el impuestos sobre el carbono fronterizo extenderá los asuntos climáticos al comercio, violando los principios internacionales y perjudicando las perspectivas de crecimiento económico, informó la agencia Reuters.

Hace dos semanas, la Comisión Europea presentó sus planes para imponer un Mecanismo de Ajuste de Frontera de Carbono (CBAM) con el objetivo de equilibrar el precio del carbono entre los productos elaborados dentro de los estados miembros con los producidos producidos fuera del bloque.

Según la Comisión Europea, a medida que aumenta la ambición climática de la UE y prevalecen políticas ambientales y climáticas menos estrictas en países ajenos a la UE, existe un fuerte riesgo de la llamada ‘fuga de carbono’, es decir, que las empresas con sede en la UE podrían trasladar la producción intensiva en carbono al extranjero para tomar ventaja de normas laxas, o los productos de la UE podrían ser reemplazados por importaciones más intensivas en carbono. Esa fuga de carbono podría desplazar las emisiones fuera de Europa y, por tanto, socavar gravemente los esfuerzos climáticos del bloque y del mundo.

Según el ejecutivo del bloque, el CBAM se implementaría a partir de 2026, e igualaría el precio del carbono entre los productos nacionales y los importados, y su compatibilidad con las normas de la OMC estaría garantizada.

Lectura sugerida

«El CBAM es esencialmente una medida unilateral para extender el tema del cambio climático al sector comercial. Viola los principios de la OMC … y (socavará) seriamente la confianza mutua en la comunidad global y las perspectivas de crecimiento económico», dijo Reuters citando palabras de Liu Youbin, un portavoz del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente.

El funcionario reiteró la postura de China de que la respuesta de cada país al cambio climático debe tener en cuenta su nivel de desarrollo económico y dijo que la tarifa de CO2 dañaría gravemente la voluntad y la capacidad de los países para abordar el problema.

Como el principal fabricante mundial de materias primas industriales como el acero y el cemento, China podría sufrir más con el esquema de aranceles fronterizos, dijeron investigadores del Centro de Desarrollo Industrial y Gobernanza Ambiental de la Universidad de Tsinghua en un documento publicado en mayo.

Sin embargo, dijeron que el impacto se desvanecería con el tiempo y no había evidencia de que el arancel tuviera un impacto adverso a largo plazo en el desarrollo de China.

Lectura sugerida

Guotai Junan Futures dijo en una nota que el impuesto fronterizo podría alentar a China a basar los precios del carbono en su esquema nacional de comercio de emisiones en los precios de referencia de la UE.

La República Popular de China, que es el mayor emisor de gases de efecto invernadero del planeta, puso en marcha su esquema nacional de comercio de emisiones (ETS) el pasado 16 de julio. Inicialmente, el ETS alcanza únicamente al sector de la energía térmica, compuesto por 2.225 centrales de carbón y gas natural.

Desde entonces, el tan esperado plan de China ha registrado volúmenes comerciales de 4,83 millones de toneladas, a un precio medio de 51,7 yuanes (6,8 euros) por tonelada. A modo de referencia, en la UE el precio del carbono se ubica en torno a los 50 euros por tonelada.

 

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.