17.4 C
Buenos Aires
jueves, agosto 11, 2022
 

¿Pescados elaborados a partir de ‘células cultivadas’ o ‘basados en células’? Un estudio nos dice cómo deberíamos llamar a estos alimentos

Lo más leído

 
00:53:00

¿De qué se habló en Ethanol Talks, el evento que reunió a brasileros y argentinos para llevar el bioetanol a todo al mundo?

La embajada de Brasil en Argentina, junto a las empresas que integran las cadenas de valor del bioetanol de ambos países, organizaron un foro para poner en la agenda de la movilidad sustentable al biocombustible. BioEconomíaTV estuvo presente y dialogó con los principales protagonistas del evento.
 
 

Un nuevo estudio de Rutgers, la universidad estatal de New Jersey (EEUU), sugiere que los organismos reguladores, las empresas de alimentos, comercializadoras, los periodistas y otros, utilicen los términos «basados ​​en células» o «células cultivadas» al referirse a los alimentos a base de proteínas de mariscos o pescados elaborados en biorreactores.

La Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (FDA), así como el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA) exigen que los productos alimenticios tengan un «nombre común o habitual» en sus etiquetas, para que los consumidores puedan tomar decisiones basadas en información más precisa.

Adoptar un nombre común para los alimentos de células cultivadas es crucial

Con más de 70 empresas en todo el mundo que desarrollan productos proteicos a partir del cultivo de células y más de U$S 360 millones invertidos en su desarrollo solo en 2020, la adopción de un nombre común es crucial a medida que los productos se acercan a los restaurantes o las góndolas de los supermercados.

El estudio de William Hallman, profesor que preside el Departamento de Ecología Humana de la Facultad de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad de Rutgers en New Brunswick, confirmó los resultados de su estudio anterior comparando siete nombres potenciales para estos productos.

Lectura sugerida

En el nuevo estudio contempló una muestra representativa de 1.200 consumidores que evaluaron envases de salmón del Atlántico diseñados para imitar a los que se encuentran en las tiendas de comestibles, pero etiquetados con «pescado a base de células» o «pescado de células cultivadas».

Los nombres se evaluaron utilizando cinco criterios para probar su capacidad para cumplir con las regulaciones de etiquetado de la FDA y las necesidades de los productores para vender sus productos. Estos criterios incluyeron la capacidad de cada término para ayudar a los consumidores a distinguir los pescados cultivados a partir de células de los peces silvestres y de criadero.

Los criterios utilizados fueron la capacidad para señalar su potencial como alérgeno; ser visto como un término apropiado para el producto; no menospreciar ni los productos convencionales ni los de cultivo celular; y no evocar pensamientos, imágenes o emociones de que los productos no son seguros, saludables o nutritivos.

Lectura sugerida

Los hallazgos del estudio

«Los resultados sugieren que tanto los ‘pescados basados ​​en células’ como los ‘pescados de células cultivadas’ cumplen con las regulaciones de la FDA», dijo Hallman. «Ayudan a la mayoría de los consumidores a comprender que los nuevos productos se producen de una manera diferente a los peces ‘capturados en la naturaleza’ y ‘criados en granjas’ que ya pueden estar comprando. Al mismo tiempo, los consumidores también reconocieron que si son alérgicos a los pescados, no deben comer el producto».

Los participantes del estudio informaron impresiones generales ligeramente más positivas, un interés ligeramente mayor en la degustación y una probabilidad ligeramente mayor de comprar los productos etiquetados como «pescados basados en células» que los etiquetados como «pescados de células cultivadas».

Citando la investigación de Hallman, el Instituto Nacional de Pesca de EEUU (que representa a la industria pesquera), el Fondo de Defensa Ambiental, el Centro para la Ciencia en el Interés Público y la Alianza para la Innovación de la Carne, las Aves y el Pescado (que representa a la industria de proteínas cultivadas a base de células) están convergiendo en torno al uso del término «cultivo celular».

Lectura sugerida

«Ambos nombres funcionan bien», dijo Hallman. «La clave es elegir un solo término y lograr que todos lo adopten. Eso reducirá la confusión y, en última instancia, ayudará a los consumidores a comprender lo que están comprando».

Los nuevos productos se producen utilizando las mismas células musculares, grasas y células del tejido conectivo de las especies de peces y se espera que tengan el mismo aspecto, sabor y las mismas cualidades nutricionales y beneficios para la salud que los pescados convencionales.

Estos nuevos productos se producirán en ambientes estériles, por lo que no contendrán mercurio, químicos, microplásticos, antibióticos y otros contaminantes. Además, las empresas solo producirán las partes del pescado que comen los consumidores, lo que dará como resultado menos desperdicio de alimentos, al tiempo que proporcionarán disponibilidad durante todo el año, calidad constante y prácticas de producción sostenibles.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leo Ponzio, un campeón a todo terreno con máquinas New Holland Agriculture

Vinculado al campo desde 2004 y ya retirado de la alta competición, el ex capitán de River Plate continúa eligiendo a la marca para trabajar en su establecimiento de Las Rosas, Santa Fe.