El Reino Unido autoriza ensayos con trigo transgénico

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

El instituto de investigación del Reino Unido Rothamsted Research, pionero en ensayos de cultivos transgénicos desde la década de 1990 en Europa, recibió el permiso del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA) para realizar una serie de ensayos a campo con trigo transgénico.

¿Qué es el trigo transgénico?

Un organismo transgénico es el resultado de introducir un gen de otra especie en el genoma de éste , buscando mejorar una determinada característica. En el caso del trigo transgénico, hasta ahora solo existe un desarrollo, llevado adelante en Argentina, por el CONICET y la empresa Bioceres: el Trigo HB4, que lleva un gen que le aporta tolerancia a sequía y resistencia al herbicida glufosinato de Amonio.

En la edición genómica, a diferencia de la transgénesis, no existe la incorporacipin de material genético de otra especie, sino que se seleccionan características más deseables dentro del propio genoma, en este caso, del trigo.

Los experimentos de Hertfordshire, Inglaterra, serán los primeros ensayos a campo de trigo editado con CRISPR en el Reino Unido y en toda Europa. El cereal ha sido modificado para reducir los niveles del aminoácido natural, asparagina, precursor del contaminante cancerígeno acrilamida, que surje en el pan cuando es horneado.

El objetivo del proyecto es producir trigo no transgénico ultra bajo en asparagina, dijo el profesor Nigel Halford, líder del proyecto.

“La acrilamida ha sido un problema muy serio para los fabricantes de alimentos desde que se descubrió su presencia en 2002”, dijo. “Causa cáncer en roedores y se considera ‘probablemente cancerígeno’ para los seres humanos. Ocurre en el pan y aumenta sustancialmente cuando se tuesta, pero también está presente en otros productos de trigo y muchos alimentos derivados de cultivos que se fríen, hornean, asan o tuestan, incluidas las papas fritas, las papas asadas y el café».

Lectura sugerida

El Reino Unido autoriza ensayos con trigo transgénico

Un trigo de película

“Creemos que los niveles de asparagina se pueden reducir sustancialmente en el trigo sin comprometer la calidad del grano. Esto beneficiaría a los consumidores al reducir su exposición a la acrilamida de su dieta, y a las empresas alimentarias al permitirles cumplir con las regulaciones sobre la presencia de acrilamida en sus productos», destacó Halford.

El programa de largo plazo tiene como objetivo evaluar el rendimiento de las plantas de trigo en el campo y medir la concentración de asparagina en el grano producido en condiciones de campo. Durante el desarrollo en el laboratorio, los investigadores «eliminaron» el gen de la asparagina sintetasa, TaASN2.

Las concentraciones de asparagina en el grano de las plantas editadas genéticamente se redujeron sustancialmente en comparación con las plantas sin modificar, con una línea que muestra una reducción de más del 90%, dijo la científica del proyecto Sarah Raffan. “Esta nueva prueba medirá la cantidad de asparagina en el grano del mismo trigo cuando se cultiva en el campo y evaluará otros aspectos de su desempeño, como el rendimiento y el contenido de proteína”, dijo.

Lectura sugerida

El ensayo es parte de un proyecto de hasta cinco años, que culminará en 2026. Las plantas se sembrarán en septiembre/octubre de cada año y se cosecharán en septiembre del año siguiente. El equipo dispone de financiación para el primer año y está buscando apoyo adicional para los años siguientes.

Las plantas modificadas se cultivarán junto con el trigo en el que la síntesis de asparagina se ha visto afectada utilizando el método «anticuado» de mutación inducida químicamente. Rothamsted Research señaló que esta técnica ha sido ampliamente utilizada en el fitomejoramiento desde mediados del siglo XX, pero no es tan precisa como el CRISPR y da lugar a mutaciones al azar en todo el genoma.

Trigo transgénico pero no transgénico

Por el contrario, CRISPR realiza pequeños cambios en un gen objetivo, en este caso para anular el gen responsable de producir esta proteína funcional. El proceso implica inicialmente una modificación genética para introducir los genes necesarios que permitan llevar adelante el proceso CRISPR en la planta.

Una vez que se ha realizado la edición genómica, los componentes transgénicos se puede eliminar del trigo transgénico mediante métodos convencionales de reproducción vegetal durante unas pocas generaciones. Una mayor cantidad de plantas que se puedan cultivar en el campo acelerará ese proceso, dijo Halford.

Lectura sugerida

“La mayor cantidad de plantas que podemos tener en la prueba de campo en comparación con un invernadero facilitará la identificación de las plantas que ya no son transgénicas”, dijo Halford. «Esto significa que el primer año de la prueba tendremos tanto plantas de trigo transgénico (GM) como editadas genéticamente (GE), pero para el tercer año de la prueba esperamos que sean solo GE».

A pesar de las diferencias entre la edición del genoma con CRISPR y GM, las plantas con genoma editado se tratan de la misma manera que las GM según las regulaciones de la UE, esencialmente bloqueando el uso de una tecnología que está obteniendo la aprobación oficial en muchas otras partes del mundo, dijo el instituto.

Rothemstad Research dijo que la esperanza es que la consulta actual al gobierno del Reino Unido sobre este tema conduzca a una nueva legislación, permitiendo que los productos alimenticios con genoma editado estén disponibles para los consumidores.

“Las regulaciones actuales sobre la acrilamida incluyen ‘niveles de referencia’ para su concentración en diferentes tipos de alimentos y requieren que las empresas alimentarias controlen la presencia de sus productos”, dijo Halford. “Parece probable que estas regulaciones se fortalezcan, con la UE avanzando hacia la introducción de niveles máximos por encima de los cuales sería ilegal vender un producto alimenticio. Es probable que otras autoridades reguladoras sigan su ejemplo».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Con apoyo masivo de los países de las Américas a su trabajo por la sostenibilidad de la agricultura, Otero asumió su segundo período como...

Se trata del segundo período consecutivo al frente del organismo especializado en desarrollo agropecuario y bienestar rural para el médico veterinario