Conversamos con Oscar Rojo, nuevo presidente de Seaboard Energías Renovables y Alimentos

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 
 
 
Conversamos con Oscar Rojo, nuevo presidente de Seaboard Energías Renovables y Alimentos
Emiliano Huergo
Manager BioEcomomia
 

La compañía Seaboard Energías Renovables y Alimentos es sin dudas una de las empresas argentinas que ha abrazado los principios de este nuevo paradigma de la bioeconomía.

Con su complejo productivo ‘El Tabacal’, muy cerca de la frontera con Bolivia, Seaboard produce un amplio portfolio de productos, que van desde la caña de azúcar y su integración vertical en diferentes tipos de azúcar hasta bioenergías y enmiendas de suelo orgánicas, en lo que es un extraordinario conglomerado de unidades productivas encadenadas por los principios de la economía circular.

Hace pocas semanas, luego de una fructífera gestión de 12 años, Hugo Rossi dejó el cargo de presidente de la compañía. Lo sucedió Oscar Rojo, una personas que desempeñaba tareas dentro del directorio de la compañía y un referente de la Cámara de Alcoholes, una organización que trabajó activamente para incluir al bioetanol de caña de azúcar en la matriz argentina de combustibles.

Gentilmente Oscar Rojo se prestó a conversar con BioEconomía. Hablamos de todos los temas: producción, sostenibilidad, inversiones, energías renovables, seguridad. Una jugosa entrevista repleta de información a la que vale la pena prestar atención para conocer esta gran empresa.

¡No te la pierdas!

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.