FSB, la compañía brasilera que busca convertirse en un gigante de la industria de etanol de maíz

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

Rafael Abud, presidente de FS Bioenergía (FSB), la compañía que desbloqueó el potencial del maíz para la producción bioetanol en Brasil, presentó los ambiciosos planes de la empresa para convertirse en una verdadera potencia a nivel global en la producción de etanol a partir de cereal; y en uno de los mayores productores de biocombustible en el país.

La primer destilería de etanol de maíz de Brasil

FSB marcó un hito en 2017 al inaugurar la destilería de Luca de Rio Verde, en el estado de Mato Grosso, que le permitió convertirse en la primera empresa de Brasil en contar con biorrefinería para la producción bioetanol únicamente a partir de Maíz.

Hasta entonces, el escaso volumen de bioetanol producido por fermentación del cereal representaba una cuota prácticamente insignificante en el mercado brasilero. Su producción se llevaba a cabo en las destilerías de jugo de caña de azúcar, adaptaban para procesar maíz fuera del período de zafra.

Lectura sugerida

En una entrevista realizada por el portal brasilero especializado en caña de azúcar y bioetanol, Nova Cana, Abud explicó que FSB comenzó a gestarse mucho antes de la instalación de la planta, en 2013. La iniciativa fue motivada por estudios que demostraron que el estado de Mato Grosso tenía una alta tasa de crecimiento en la producción de granos y un aumento demanda de etanol, con la alta comercialización de vehículos flexibles.

“Hubo una oportunidad de aprovechar esta materia prima y agregar valor produciendo biocombustible, satisfaciendo la creciente demanda y aún fabricando productos de nutrición animal. Esta fue la tesis sobre la que nació FS”, dijo.

DDGs y WDGs

Además del bioetanol, la compañía también está apostando por los coproductos secos (DDGs) y húmedos (WDGs) ricos en fibra y proteínas provenientes del procesamiento del maíz. Según Abud, estos coproductos suman volumen al nivel de producción de FS: “Juegan un papel muy importante en la rentabilidad y los resultados de la empresa, para nosotros es un producto tan relevante como el propio etanol”.

Lectura sugerida

La segunda destilería de etanol en Brasil

Desde 2020, a la unidad de Lucas do Rio Verde, FS Bioenergia sumo una segunda planta en Sorriso, también en el estado Mato Grosso. Ambas unidades se sometieron a procesos de expansión y ahora están operando a plena capacidad. En la última cosecha produjeron 1.400 millones de litros de etanol anhidro.

Pero esto ha sido apenas el comienzo de FSB. Abud cuenta en la entrevista que la empresa ya adquirió terrenos con licencia ambiental en otros cuatro municipios del mismo estado. El plan de la compañía es alcanzar el nivel de producción de más de 4 mil millones de litros de anhidro por año, cuando las seis unidades estén completamente operativas.

De esta forma FSB alcanzaría una capacidad de producción de bioetanol similar a la que cuenta Raízen, luego de adquirir Biosev, la empresa de negocios de caña de azúcar del grupo Dreyfus.

Lectura sugerida

Según el ejecutivo, la empresa también tiene planes para reducir sus emisiones de carbono. En el programa RenovaBio, la planta Lucas do Rio Verde tiene el segundo grado más alto para etanol anhidro y el quinto más alto para etanol hidratado, pero su nivel de elegibilidad es 32,05%. La unidad en Sorriso, que está siendo certificada en el programa, debiera debutar con 84% de elegibilidad, según la empresa.

FS también tiene planes de convertirse en la primera planta con huella de carbono negativa, a partir de la instalación de un sistema de captura y almacenamiento de CO2, que se encuentra en una fase de estudio de viabilidad. Según el presidente de la compañía, si todo sale según lo planeado, el proyecto podría comenzar a operar hasta diciembre de 2023.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.