Home Medio Ambiente ORCA: la mayor planta para remover dióxido de carbono a partir de...

ORCA: la mayor planta para remover dióxido de carbono a partir de la ‘captura directa de aire’ a punto de iniciar operaciones

ORCA planta para remover dióxido de carbono a partir de la 'captura directa de aire'_edited

La compañía suiza Climeworks, especializada en el desarrollo de equipos que capturan el dióxido de carbono del aire y lo entierra a miles de metros bajo el suelo, se encuentra realizando los últimos ajustes para comenzar las operaciones en ORCA, la mayor planta «captura directa de aire» (DAC).

ORCA reducirá anualmente un volumen de emisiones equivalente a las que provocan unos 870 automóviles.

Climeworks tiene previsto que ORCA comience a operar el 8 de septiembre en Islandia. Una vez en marcha, aumentará la capacidad total global de DAC en aproximadamente 50%, sumándose a la docena de plantas más pequeñas que ya están operando en Europa, Canadá y EEUU.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»26061″]

Tecnología de captura directa de aire (DAC)

La tecnología de captura directa de aire de la planta de Climework está compuesta por ocho cajas del tamaño de un contenedor, cada una equipada con una docena de ventiladores que aspiran aire. El CO2 se filtra, se mezcla con agua y se bombea a pozos subterráneos profundos, donde en el transcurso de unos años se convierte en piedra, eliminándolo efectivamente de la circulación en la atmósfera.

La eliminación directa de carbono sigue siendo demasiado cara

El lanzamiento de Orca sigue los pasos de un contrato de U$S 10 millones que Climeworks firmó la semana pasada con el gigante de reaseguros Swiss Re, dijo el portal Quartz. Básicamente, la compañía de seguros estaba comprando un volumen no revelado de créditos de compensación de carbono para descontar de su propia huella de carbono. Climeworks no ha revelado públicamente el precio por tonelada, pero un comunicado de prensa de Swiss Re lo describió como «varios cientos de dólares».

La venta de compensaciones es la forma en que Climeworks aborda un problema clave para la naciente industria de DAC: cómo ganar dinero. La alternativa es vender el CO2 capturado a los fabricantes que pueden utilizarlo como materia prima para elaborar cemento y otros productos, o a las empresas petroleras que, irónicamente, lo utilizan para ayudar a extraer más petróleo. Esos clientes están más acostumbrados a precios de alrededor de U$S 100 por tonelada.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»26047″]

Según Quartz, el mercado de compensaciones de carbono, en su conjunto, está plagado de compensaciones baratas y dudosas, y por eso algunos emisores podrían estar dispuestos a pagar un precio alto, como es el caso de Swiss Re o de Coca Cola y Microsoft que también son importantes clientes de Climeworks, por una compensación sólida como una roca. Ese capital, a su vez, ayudará a DAC a escalar y reducir los costos. Los expertos predicen que podría alcanzar los 150 dólares por tonelada en los próximos 5 a 10 años.

Para Quartz, es probable que Orca pronto se vea eclipsada por proyectos en EEUU. y Escocia que se espera que estén en línea en los próximos dos años.

Pero incluso entonces, sin mucha más inversión pública y privada, la industria estará lejos de los 10 millones de toneladas de dióxido de carbono por año que la Agencia Internacional de Energía dice que se necesitan eliminar para 2030.

×
Salir de la versión móvil