En España elaboran juguetes sostenibles con bioplásticos obtenidos de residuos de la industria alimenticia

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

En España el Instituto Tecnológico del Producto Infantil y Ocio (Aiju) ha logrado convertir residuos agroalimentarios de la producción de hortalizas en aditivos aplicados a matrices de bioplásticas de juguetes que aportan propiedades como la coloración, menor inflamabilidad y efecto antimicrobiano.

El logro ha sido en el marco del proyecto BioMat4Future, que pretende desarrollar formulaciones completamente biobasadas, incluyendo tanto la matriz polimérica como los aditivos empleados, para su uso en juguetes sostenibles.

Interés creciente por los juguetes sostenibles de bioplásticos

Aiju explica que existe un creciente interés social por los productos fabricados con materiales biodegradables. En línea con las tendencias y necesidades solicitadas por sus empresas, el instituto inició en el año 2019 un proyecto con el acrónimo ‘BECOMING GREEN’ en el que se han desarrollado formulaciones de materiales biodegradables aptas para el juguete con mejoras en sus propiedades mecánicas, específicamente estabilidad térmica y disminución de la fragilidad del material.

Lectura sugerida

Sin embargo, los juguetes requieren una estética y/o coloraciones específicas para poder ser atractivos para los usuarios y consumidores (niños, padres, compradores…) y en muchos casos funcionalidades concretas para adaptarse a algunos mercados, tales como capacidad antimicrobiana o retardancia a la llama, para su uso en espacios públicos como colegios, guarderías, ludotecas, hospitales, etc.

Estas funcionalidades se consiguen mediante la introducción de aditivos determinados, los cuales no proceden de fuentes renovables, lo que puede reducir el impacto de sostenibilidad que se busca.

BioMat4Future pretende desarrollar formulaciones completamente biobasadas, incluyendo tanto la matriz polimérica como los aditivos empleados. A este fin, la iniciativa trabaja en el estudio y obtención de aditivos de origen natural aportando propiedades funcionales para alcanzar las especificaciones objetivo, que no permitan alcanzar los biopolímeros por sí solos.

Dentro de este marco, los residuos agroalimentarios representan ofrecen propiedades muy interesantes y son una abundante fuente de materia prima.

Las hortalizas, frutas y tubérculos suponen un 40-50% de los desperdicios alimentarios y un problema medioambiental de grandes dimensiones. Solo en España se desperdician 176 kg de alimentos anuales per cápita. La industria de la transformación de alimentos desecha el 39% y el comercio un 14%. Por su parte, el sector de la restauración y los hogares desperdicia hasta un 42% de los alimentos. De modo que el concepto de economía circular requiere que estos residuos se reutilicen en nuevas aplicaciones de interés.

Lectura sugerida

Para valorizar esta gran cantidad de desechos y contribuir a una economía circular real y efectiva es necesario investigar su reutilización y aplicación en sectores de mayor valor añadido. Este es el objetivo del proyecto BioMat4Future, abordado por Aiju para la obtención de extractos naturales a partir de restos de esta industria.

El instituto tecnológico especifica que, de todas las propiedades que pueden aportar estos aditivos, ha analizado tres específicas: la coloración, la protección ignífuga y el efecto antimicrobiano que pueden aportar a los bioplásticos sobre los que se han aplicado y los productos realizados con ellos. Estos aditivos se incorporan al plástico en forma de masterbach o concentrados.

Los resultados

De cara a su aplicación, Aiju señala que el estudio de la coloración ha permitido observar estabilidad en el tiempo del color. El ensayo de inflamabilidad ha ofrecido un resultado de conformidad en todas las formulaciones obtenidas. Y la caracterización de las piezas ha revelado una mayor rigidez y fragilidad a mayor ratio de lignina. Además, los extractos de naranja y mandarina han ofrecido como resultado un buen comportamiento antimicrobiano.

Estas aplicaciones pueden llevarse ahora a la practica en los fabricantes. Aiju revela que catorce empresas ya se han interesado por los resultados del estudio. Entre ellas, siete se encuentran en este momento en colaboración directa con Aiju para la implementación de los resultados.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.