Pieles cultivadas: el próximo paso en la moda ética

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La moda es uno de los sectores que más está cambiando en los últimos años. Las marcas se esfuerzan por mantenerse al día con compradores que exigen ofertas sostenibles, libres de crueldad animal y éticas con los trabajadores y las comunidades locales. Y si bien en este nuevo concepto de la moda ética han aparecido una gran cantidad de alternativas al cuero animal, hay un material que no ha encontrado su opción sostenible. Las pieles. Geneus Biotech quiere cambiar esto con pieles cultivadas, es decir piel verdadera de animal pero libres de todo sacrificio.

Furoid: el biomaterial con que Geneus Biotech quiere revolucionar la moda ética

Con sede en los Países Bajos, Geneus Biotech acaba de presentar Furoid, su primer biomaterial que tiene como objetivo revolucionar la forma en que se produce la piel. La compañía, que se ha asociado con científicos de la Universidad de Ámsterdam desde el año pasado, utiliza tecnología de agricultura celular para fabricar su pelaje, que es molecularmente idéntico al del negocio real.

Básicamente, el Furoid se elabora mediante un proceso similar al que utilizan los fabricantes de carne cultivada, como los pioneros holandeses Mosa Meat o Eat Just de San Francisco, para elaborar sus alimentos de carne y pollo cultivados. Geneus Biotech simplemente aplica este proceso, que consiste en combinar células con factores de crecimiento y biomateriales, para cultivar las propiedades de los tejidos naturales que se encuentran en la piel de los animales.

Lectura sugerida

Luego, la startup bioimprime en 3D el tejido cultivado en un biomaterial, con el producto final que se asemeja a la piel de un animal real y tiene todas sus cualidades: desde la durabilidad hasta la calidez. Pero, por supuesto, es 100% libre de sacrificio animal y mucho más sostenible ambientalmente.

Tener que criar animales y extraer su pelaje con métodos crueles es un proceso enormemente gravoso para el medio ambiente, además de poco ético, dice la startup. Se estima que producir solo un kilogramo de piel de visón, por ejemplo, genera alrededor de 110 kilogramos de dióxido de carbono, más de lo que emite un automóvil que recorre un kilómetro. Cada año, casi 100 millones de animales son sacrificados solo para obtener su piel.

Ventajas de las pieles cultivadas

Pero más allá de ser más sostenible y ética, Geneus Biotech dice que la agricultura celular ofrece beneficios adicionales que hacen que su biomaterial sea más funcional que sus contrapartes tradicionales. Dice que Furoid es hipoalergénico, a diferencia de algunas pieles de animales que se comercializan en el mercado.

Lectura sugerida

Muchas startups de carne cultivada también han hecho hincapié en los beneficios de su enfoque. Básicamente, pueden adaptar un producto final, usar líneas celulares específicas o modificar el producto final para fabricar un bife cultivado, por ejemplo, que tiene mejor sabor que el verdadero y es también completamente libre de antibióticos.

“La intención de Furoid encaja con los recientes intentos de las compañías de alimentos celulares para crear alimentos como el caviar, el foie gras y la carne wagyu de un modo que son completamente amigables con los animales y puedan eliminar el dilema entre el placer del gusto y la culpa”, dice Geneus.

Más allá de la piel

Además de cultivar pieles, la startup holandesa también está creando lana utilizando la misma tecnología y ha solicitado una patente para su proceso. Si bien la piel ocupa un lugar más destacado en las marcas de moda de lujo, la lana es un mercado enorme, donde las marcas la utilizan en prendas, mantas, alfombras, aislamiento y tapicería. Es un mercado global que se espera que alcance los 48.000 millones de dólares antes del final de la década.

Lectura sugerida

En un informe reciente sobre materiales de próxima generación, Material Innovation Initiative (MII) describe que la mayor parte de las startups en el espacio están enfocadas en crear cueros libres de animales. Sólo nueve empresas están fabricando sustitutos de la seda; siete se dedican a la lana; seis están trabajando en alternativas de plumón; y cinco están desarrollando reemplazos de pieles.

Al describir el sector de materiales de próxima generación que no son de cuero como un «espacio en blanco», los expertos dijeron que «los innovadores que buscan ingresar al espacio deben considerar la seda, la lana, el plumón, la piel y/o pieles exóticas de la próxima generación».

Ubicado justo dentro de esta categoría, Geneus dice que ahora está buscando recaudar fondos para impulsar sus planes de crecimiento, apuntando a una ronda de capitalización pre-semilla de € 2,5 millones para apoyar el lanzamiento de Furoid.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en compañías de carne celular

El actor de cine estadounidense Leonardo DiCaprio  ha invertido en Mosa Meat y Aleph Farms, dos startups que desarrollan tecnologías para producir carne cultivada a partir de células que no requieren el sacrificio de animales.