De cara a la COP26 British Airways realizó el primer vuelo neutro en carbono

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El vuelo BA1476 operado por British Airways, que partió el pasado 14 de septiembre del aeropuerto de Heathrow, Londres con destino al aeropuerto de Glasgow se convirtió en el primer vuelo de pasajeros de la aerolínea en ser neutro en carbono, en un intento por mostrar la evolución en sostenibilidad de la industria aerocomercial de cara a la próxima reunión de líderes sobre el cambio climático, la COP26, que se realizará en noviembre en la ciudad escocesa.

El avión Airbus A320neo utilizado en el vuelo fue pintado por el fabricante y British Airways replicando al avión utilizado por la aerolínea en 2010 para conectar Londres con Edimburgo.

Un vuelo neutro en carbono

Para hacer el vuelo neutral en carbono, la aeronave fue abastecida con una mezcla de 35% biocombustible sostenible (SAF) y 65% combustible tradicional y se tomaron en cuenta una serie de maniobras para maximizar la eficiencia y reducir al máximo las emisiones. Aquellas emisiones que no pudieron ser evitadas, fueron compensadas con la compra de créditos de carbono.

Lectura sugerida

La compañía BP fue quien proveyó el combustible cumpliendo con las especificaciones técnicas de aviación, y fue parte integrante de esta iniciativa, junto al aeropuerto de Heathrow, el proveedor de servicios de tráfico aéreo NATS, el aeropuerto de Glasgow y Airbus.

La aeronave para este vuelo fue pintada replicando el avión utilizado por British Airways en 2010 para conectar Londres con Edimburgo, en un intento por comparar ambos vuelos y mostrar el progreso en sostenibilidad de la industria.

Airbus A320neo: menor consumo de combustible

El Airbus A320neo utilizado en este vuelo es el avión de corto recorrido más silencioso y con mayor eficiencia de combustible en la flota de British Airways. Gracias a los avances en motores, aerodinámica, cabina y operaciones de vuelo, el A320neos quema un 20% menos de combustible, lo que significa un 20% menos de CO2, y es un 50% más silencioso en comparación con su predecesor que operó el vuelo en 2010. En ese momento, no se disponía de biocombustibles de aviación ni de la posibilidad de compensar las emisiones para reducir el impacto del vuelo en el medio ambiente.

Desde entonces, British Airways ha realizado cambios, incluida la instalación de asientos más nuevos y ligeros en la nueva aeronave, carritos de catering más ligeros y ha sustituido los pesados ​​manuales de vuelo y las revistas a bordo con descargas digitales, todo lo cual ayuda a reducir el peso de la aeronave, lo que contribuye a reducir el consumo de combustible y provocar menores emisiones.

Operación eficiente para reducir emisiones

Para reducir al máximo las emisiones, el avión fue empujado hacia atrás con uno de los vehículos eléctricos Mototok de la aerolínea, impulsado por el suministro de electricidad 100% renovable de Heathrow. Solo uno de los motores de la aeronave se utilizó para rodar hasta la pista, casi reduciendo a la mitad la potencia utilizada para iniciar su viaje.

Lectura sugerida

Los controladores de tráfico aéreo de NATS dirigieron que la aeronave en su ascenso continuo desde Heathrow y descenso hacia Glasgow, evitando cualquier nivelación, lo que provoca un aumento en el consumo de combustible. La ruta más directa fue proporcionada por NATS, así como el nivel de vuelo más óptimo y la aeronave pudo aterrizar sin espera en el aire; técnicas que ahorraron combustible y redujeron las emisiones con éxito.

Las velocidades de ascenso se programaron de antemano y los sistemas informáticos de la aeronave calcularon la altitud óptima y utilizaron datos precisos de peso y viento para garantizar el viaje más eficiente posible.

Al aterrizar, el segundo motor se apagó para reducir a la mitad la potencia utilizada y el carbono emitido mientras rodaba para detenerse.

62% menos de emisiones durante el vuelo

El vuelo de este año logró una reducción del 62% en las emisiones de CO2 en comparación con el vuelo en 2010. Un 34% de la reducción fue gracias a la aeronave y las operaciones más eficientes, el 28% debido al uso de combustible de aviación sostenible y el 38% restante se compensó con créditos de de carbono verificadas de alta calidad.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.