Agricultores del Reino Unido y el mayor productor de energía a partir de biomasa trabajan juntos para impulsar los cultivos energéticos

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

El líder mundial en producción de electricidad renovable utilizando biomasa sostenible Drax Group se ha asociado con la Unión Nacional de Agricultores de Inglaterra y Gales (NFU) para identificar oportunidades para aumentar la producción de cultivos energéticos perennes y ayudar al Reino Unido a cumplir sus ambiciosos objetivos climáticos.

El Comité de Cambio Climático del Reino Unido (CCC) ha declarado anteriormente que si la nación pretende cumplir con sus objetivos de descarbonización, se debe plantar un área sustancial de cultivos energéticos cada año para entregar el combustible renovable bajo en carbono requerido en las próximas décadas.

En este sendero, la asociación entre Drax y la NFU pretende desarrollar una hoja de ruta para impulsar el mercado de cultivos energéticos perennes, identificando cómo se pueden usar de manera sostenible.

El programa de trabajo ayudará a proporcionar información sobre las importantes oportunidades de diversificación para las empresas agrícolas del Reino Unido a medida que se adaptan a las nuevas políticas agrícolas. Además, buscará identificar nuevas fuentes de ingresos que pueden incluir la utilización de tierras marginales no aptas para cultivos alimentarios, así como la realización de acciones climáticas significativas.

Lectura sugerida

El programa de trabajo conjunto también apoyar la ambición de Drax de que los agricultores británicos suministren parte de la biomasa necesaria para sus planes de alcanzar emisiones de carbono negativas con la implementación de la tecnología de bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS).

La asociación demuestra una clara intención de los sectores de la bioenergía y la agricultura de acelerar las inversiones para alcanzar emisiones negativas en el Reino Unido, tras los llamados a la acción recientes del IPCC.

El Director de Innovación de Drax Group, Jason Shipstone, dijo que “Si podemos obtener parte de la biomasa sostenible de Drax para nuestras unidades BECCS a partir de cultivos energéticos cultivados en el país, podríamos reducir aún más las emisiones de nuestra cadena de suministro al mismo tiempo que estimulamos la innovación dentro de la agricultura británica».

«Al alentar a los agricultores británicos a plantar cultivos energéticos aquí en el Reino Unido, el sector agrícola puede unirse a la industria de la bioenergía y apoyar los esfuerzos nacionales para abordar la crisis climática, reducir las emisiones y reconstruir de manera más ecológica».

Por su parte, el vicepresidente de la NFU, Stuart Roberts, dijo que “Existe una gran oportunidad para el crecimiento de cultivos energéticos perennes en el Reino Unido, con grandes áreas de tierra adecuada potencialmente disponibles para la diversificación en el cultivo de biomasa sostenible para la generación de energía renovable. Esto respaldaría los planes de descarbonización del Reino Unido, así como nuestra propia ambición de alcanzar una agricultura neutra en carbono, además de continuar proporcionando alimentos de calidad, asequibles y respetuosos con el clima para la nación».

Lectura sugerida

“Al trabajar con Drax Group, podemos desbloquear este potencial y asegurarnos de que nuestros agricultores estén listos para aprovechar la oportunidad que crean los cultivos energéticos, una que proporcionará un impulso tanto a las empresas agrícolas como a las credenciales climáticas del Reino Unido. Es emocionante que el dióxido de carbono capturado por los cultivos de los agricultores del Reino Unido para Drax se elimine permanentemente de la atmósfera».

La asociación sigue a un anuncio el mes pasado del gobierno que describió la provisión de £4 millones en fondos para aumentar la producción de biomasa británica para energía verde a través del Programa de Innovación de Materias Primas de Biomasa.

Convertirse en carbono negativo con tecnología BECCS

Drax Group, que ha convertido la central eléctrica Drax en North Yorkshire para utilizar biomasa sostenible en lugar de carbón para convertirse en el generador renovable de un solo sitio más grande del Reino Unido, planea implementar la tecnología esencial de emisiones negativas BECCS en la década de 2020. Esto tiene el potencial de crear el proyecto de energía de captura de carbono más grande del mundo y generar una proporción significativa de las emisiones negativas necesarias para que el Reino Unido cumpla sus objetivos climáticos.

Lectura sugerida

Al utilizar BECCS, Drax podría eliminar permanentemente ocho millones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera cada año para 2030, convirtiéndose en una empresa de carbono negativo. Los cultivos energéticos cultivados por los agricultores del Reino Unido apoyarían esta ambición.

Nueva planta de pellets de biomasa en Arkansas

Recientemente, Drax anunció que ha comenzado la construcción de la segunda de tres plantas de producción de pellets de biomasa en el estado de Arkansas, EEUU que le permitirán garantizarse el suministro de combustible para su central. Con las tres unidades en funcionamiento, en conjunto producirá hasta 120.000 tons de pellets de biomasa sostenible.

En abril de este año, Drax Group adquirió por U$S 652 millones la compañía canadiense Pinnacle, la segunda mayor empresa productora de pellets de biomasa que opera once instalaciones entre Canadá y EEUU. Además, Drax posee cuatro instalaciones portuarias de aguas profundas.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.