Con estiércol vacuno, Shell comenzó a producir biometano en EEUU

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

Shell Oil Products US, una subsidiaria de Royal Dutch Shell, ha logrado con éxito poner en marcha su primera instalación de producción de biometano, también conocido como gas natural renovable (RNG), en EEUU, Shell New Energies, ubicada en la ciudad de Junction City, Oregón.

La instalación utiliza mayoritariamente estiércol vacuno producido localmente, y en menor medida residuos agrícolas para producir un estimado de 736.000 MMBtu al año de RNG.

Este hito es parte de una creciente cartera de activos de producción y distribución de RNG en desarrollo que respaldan el gas natural comprimido renovable (R-CNG) de baja intensidad de carbono como combustible para el transporte por carretera de servicio pesado.

“El biometano tiene un papel importante que desempeñar en la transición energética y este logro representa un avance significativo en nuestra estrategia, a medida que trabajamos para reducir las emisiones de los combustibles y otros productos energéticos que comercialisamos”, dijo Carlos Maurer, vicepresidente ejecutivo de Sectores y Descarbonización de Shell.

Lectura sugerida

«Estamos muy contentos de ofrecer gas natural comprimido renovable como una opción de combustible bajo en carbono para nuestros clientes», agregó el ejecutivo.

La apuesta de Shell al biometano de estiércol vacuno para el transporte por carretera

Shell está desarrollando instalaciones de producción de GNL adicionales para ser instaladas directamente dentro de las granjas lecheras. Shell Downstream Galloway en High Plains Ponderosa Dairy, un establecimiento en Plains, Kansas y Shell Downstream Bovarius en Bettencourt Dairies, otra granja localizada en Wendell, Idaho son parte de esta cartera de biocombustibles en expansión que utiliza estiércol de vaca como materia prima. Juntas, ambas instalaciones de GNL pueden producir aproximadamente 900.000 MMBtu al año de GNL de intensidad de carbono negativa.

Lectura sugerida

Se espera que la producción de Shell New Energies Junction City, Shell Downstream Galloway y Shell Downstream Bovarius ayuden a abastecer las instalaciones de Shell R-CNG planificados en los complejos de distribución de productos que la compañía energética posee en Carson, Van Nuys, Signal Hill y San José, en el estado de California, y en una terminal en Portland, Oregon, propiedad de Shell Midstream Partners LP.

La compañía dijo que el gas natural renovable comprimido es una alternativa atractiva al diésel para que las flotas reduzcan su huella de carbono. «Proporcionar 100 por ciento de R-CNG a los clientes permitiría que estos sitios de abastecimiento de combustible descarbonizarán sustancialmente los movimientos de productos.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Startup sueca logró imitar el sabor de las proteínas animales con un ingrediente a base de hongos

La startup sueca de tecnología alimentaria Mycorena, que ha desarrollado un proceso biotecnológico basado en hongos para crear proteínas veganas de una manera más sostenible, acaba de presentar el primer ingrediente a base de hongos que imita el sabor y la textura única de las grasas animales.