Symbinet el ‘Tinder’ de simbiosis industrial creado por la comunidad valenciana para potenciar la economía circular

Lo más leído

Columna semanal

La bioeconomía como modelo de desarrollo industrial sostenible

El enfoque de la bioeconomía se ha instalado como una de la formas más eficaces para contrarrestar los efectos del calentamiento global, causante del cambio climático, y a la vez, contribuir al desarrollo de las naciones. Fundamentalmente, en aquellas donde la agricultura y sus encadenamientos productivos están más desarrollados.
 
 

La comunidad valenciana ha concluido el proyecto Symbinet que busca potenciar la economía circular de la región a través del concepto de ‘sinergias industriales’, que permite valorizar los subproductos de una industria convirtiéndolos en materias primas u otros recursos de utilidad para otras empresas.

Qué es la simbiosis industrial?

La simbiosis industrial es la puesta en valor de los subproductos o residuos de una industria a través de su utilización como materia prima en otra industria, logrando beneficios económicos y ahorro en costos en la gestión de residuos.

Un ejemplo típico de este concepto es el aprovechamiento de los residuos alimenticios de los servicios gastronómicos para alimentar animales de granja o el empleo de residuos orgánicos para la producción de biogás. En una economía desarrollada, en la que existen numerosas actividades industriales, se generan muy diversos subproductos y los usos que pueden hacerse de los mismos es muy diverso. El desafío es detectar y conectar las necesidades de insumos y materias primas de una industria con los desechos y subproductos de otra.

El proyecto Symbinet

El proyecto Symbinet consistió en el desarrollo de una plataforma online con distintas funcionalidades, con la finalidad de que las empresas del ecosistema industrial de la comunidad valenciana que dispongan de recursos que consideran no útiles para su negocio y se desperdician, puedan llegar a ser bienes aprovechables en los procesos de otras empresas.

Lectura sugerida

Durante la presentación de los resultados del proyecto celebrado recientemente, Lucia Jordá Ferrando, del Instituto Tecnológico del Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME), una de las entidades que lideraron el proyecto, destacó “el importante papel que desempeña el portal como iniciativa de simbiosis industrial para conseguir los objetivos marcados por las políticas y estrategias de economía circular, especialmente aquellas medidas relacionadas con el diseño del producto y de los procesos de producción”.

Los delegados del Instituto Tecnológico de la Informática (ITI), otro de los participantes del proyecto, destacaron las funcionalidades de «matching avanzado a través del desarrollo de algoritmos entre ofertas y demandas de subproductos, servicios o recursos por parte de las empresas que se integren dentro de la plataforma Symbinet, o bien sus áreas colaborativas para establecer sinergias entre las diferentes empresas y los institutos tecnológicos».

Ejemplos de simbiosis industrial desarrolladas

Durante la jornada se presentaron algunos de los ejemplos de sinergias entre empresas o sectores desarrollados por cada uno de los institutos participantes, en materia de simbiosis industrial.

Una segunda vida para el agua, gracias a los algoritmos

Jorge García, representante del Instituto Tecnológico de la Alimentación (AINIA) explicó  que es posible recuperar el agua de proceso y el agua residual del sector agroalimentario para incrementar su vida útil. Contó que monitorizando con sondas conectadas al portal, un ofertante de agua regenerada puede publicar la información en la plataforma y ser reutilizada por un demandante de este tipo de producto.

Lectura sugerida

“Esto es posible gracias a un algoritmo desarrollado por AINIA que es capaz de evaluar las características ofertadas y demandadas, y calcular el grado de coincidencia (o grado de matching) que existiría entre el ofertante y el demandante, así como generar información adicional que permita evaluar la oportunidad de esa simbiosis”, agregó Juan Pablo Lázaro, también representante de AINIA.

Compartir información sobre residuos de construcción y disolventes para su reutilización

Otro ejemplo de simbiosis industrial en el sector de la construcción lo explicó Mónica Vicent, del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC). “Aquellos materiales procedentes de los residuos de construcción y demolición son clasificados y separados para obtener fracciones con utilidad para ser utilizadas en hormigones y morteros, rellenos o materiales cerámicos”.

Lectura sugerida

Por otro lado, Ángel Marcos, de AIDIMME, mostró la segunda vida que se le puede dar a solventes, como la acetona, ahorrando costos a ambas partes, ofertante y demandante registrados en el portal, tanto en la gestión de este tipo de residuos, como en la demanda de estos solventes para su uso en limpieza.

Cómo medir el grado de simbiosis industrial

Además, gracias a la metodología desarrollada por el ITC, es posible evaluar el grado de simbiosis generado. “Esta herramienta permite observar el grado de implementación de la sostenibilidad y circularidad, visualizando qué aspectos pueden ser más relevantes, tanto positivos como negativos, en los casos que se produzca el matching dentro del portal”, según Laura Gonzalez y Teresa Ros del ITC.

El desarrollo del proyecto Symbinet, apoyado por el Instituto Valenciano de Competitividad (IVACE) a través de Fondos Europeos FEDER, ha tenido una duración de 16 meses durante los que los cuatro centros tecnológicos implicados han involucrado a empresas de distintos sectores para la recogida de datos, con el objetivo de identificar las funcionalidades clave, crear sinergias y validar las funcionalidades de la plataforma online.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Una ‘caminata’ por los senderos de la bioeconomía ancestral

Con motivo de la celebración de la 'Semana de la Movilidad Sostenible', el autor relata su experiencia de transitar diferentes trayectos del ‘Camino Inca’. Un legado de conocimientos sobre ingeniería agrícola, experiencias en el uso y aprovechamiento de plantas como fuentes de alimentos y medicamentos, y destrezas en el uso de materiales locales para la construcción de viviendas.