Impulsado con novedoso biocombustible, lanzarán el cohete espacial más sostenible de la historia

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

La huella de carbono del lanzamiento del nuevo cohete espacial Orbex Prime será hasta un 96% más baja que la de los programas de lanzamiento espacial comparables, según ha revelado un nuevo estudio científico.

Prime está a punto de convertirse en uno de los vehículos de lanzamiento orbital más respetuosos con el medio ambiente jamás construido, beneficiándose del uso de biocombustible renovable de ultra bajo contenido de carbono. También está diseñado para ser reutilizable y no dejará escombros en la Tierra, en los océanos de la Tierra o en la atmósfera de la Tierra.

Orbex también se compromete a compensar todas las emisiones del cohete y sus operaciones de lanzamiento, asegurando que cada lanzamiento sea carbono neutral. Orbex planea lanzar Prime desde Space Hub Sutherland, el puerto espacial neutro en carbono en el norte de Escocia.

La Universidad de Exeter calculó que un solo lanzamiento de Orbex Prime produciría hasta un 86% menos de emisiones que un vehículo de lanzamiento vertical de tamaño similar propulsado por combustibles fósiles.

Lectura sugerida

Este abismo en las emisiones se debe principalmente al vehículo de tamaño similar que emite altos niveles de materia particulado formado por la combustión incompleta de combustibles que contienen carbono, y un importante contribuyente al cambio climático cuando se emite desde motores de cohetes hacia la estratosfera.

El estudio también comparó la huella de carbono del lanzamiento de Prime con la de un cohete que se lanza horizontalmente desde un avión de transporte. En esta comparación, las emisiones de lanzamiento directo provocadas por Prime fueron hasta un 96 por ciento más bajas que las del vehículo lanzado horizontalmente.

“Orbex será la primera empresa comercial de lanzamiento espacial orbital en utilizar un combustible renovable respetuoso con el ambiente”, dijo Chris Larmour, director ejecutivo de Orbex. “Creemos que es hora de dejar el uso de combustibles fósiles altamente contaminantes ahora que hay alternativas más eficientes y sostenibles disponibles, y esperamos ver la entrada en vigor de regulaciones mucho más estrictas. Mientras el mundo se prepara para asistir a la conferencia sobre cambio climático COP26 en Glasgow, ya nos hemos movido de manera decisiva hacia una solución totalmente sostenible que evita los perfiles de emisiones masivas de carbono de las soluciones de lanzamiento de combustibles fósiles anticuadas».

Según el estudio de la Universidad de Exeter, un solo lanzamiento del cohete Orbex Prime daría como resultado emisiones totales de 13,8 toneladas de CO2e. Esto incluye las emisiones directas del lanzamiento, las emisiones indirectas creadas por la producción de los combustibles propulsores requeridos (biopropano y oxígeno líquido) y los efectos de forzamiento radiativo (RF) de las emisiones distintas de CO2 a gran altitud. Esta huella de carbono es comparable a las emisiones medias creadas por una sola persona en el Reino Unido cada año.

Los lanzamientos espaciales orbitales que utilizan combustibles fósiles crean enormes cantidades de material particulado en la atmósfera superior. Anualmente, la cantidad creada por alrededor de 120 lanzamientos espaciales es equivalente a las emisiones de toda la industria de la aviación mundial. La solución de Orbex elimina casi por completo las emisiones de material particulado.

Lectura sugerida

Un factor clave en las credenciales medioambientales de Prime es su innovadora elección de combustible. El BioLPG utilizado por Orbex para Prime proviene de ‘Calor’, el principal proveedor de BioLPG del Reino Unido, que produce el propano como subproducto de los desechos y el material residual de la producción de diesel renovable.

Como resultado, el factor de gases de efecto invernadero (GEI) del BioLPG es un 90 por ciento más bajo que un combustible de origen fósil como el RP-1, la forma altamente refinada de querosene que se usa típicamente como combustible para cohetes.

“La industria espacial del Reino Unido tiene un papel clave que desempeñar en la lucha contra el cambio climático, por ejemplo, mediante el lanzamiento de satélites que pueden monitorear los cambios ambientales en la Tierra. Pero esos beneficios deben sopesarse con el impacto ambiental de los lanzamientos espaciales, que por su naturaleza pueden ser altamente intensivo en carbono”, dijo el Dr. Xiaoyu Yan del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Universidad de Exeter. «Nuestro estudio muestra que la operación de lanzamiento planificada por Orbex puede resultar en una huella de carbono significativamente menor en comparación con los otros escenarios de lanzamiento considerados en nuestro análisis».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Apostando a profundizar el modelo de bioeconomía circular el trabajo conjutno, el Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) celebró su su primer año de vida

Ccon un  Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR) conformado por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); Asociación Forestal Argentina (AFoA); Asociación de...