15.3 C
Buenos Aires
martes, septiembre 27, 2022
 

Científicas encuentran como almacenar electricidad en una planta de poroto

Lo más leído

 
00:24:00

Lino Barañao explora las oportunidades que ofrece la agricultura periurbana

Durante los últimos meses, se ha intensificado el debate sobre las denominadas ‘franjas verdes’, una superficie delimitada alrededor de los cascos urbanos donde se restringe la aplicación de fitosanitarios.
 
 

Un nuevo e interesante proyecto de investigación de la Universidad de Linköping de Suecia ha demostrado cómo las raíces de las plantas se pueden utilizar como dispositivos de almacenamiento de energía.

Los científicos ven el proceso, que requiere que las plantas sean regadas con una solución especial para hacer que sus raíces sean conductoras de electricidad, como una prueba de concepto para un supercondensador basado en raíces, así como para sistemas biohíbridos que fusionan procesos biológicos con la funcionalidad de los componentes electrónicos.

Llevado a cabo en el Laboratorio de Electrónica Orgánica de la universidad, el avance se basa en investigaciones previas dirigidas por el Grupo de ‘Plantas Electrónicas’ liderado por la Dra. Eleni Stavrinidou.

En 2015, estos científicos pudieron fabricar circuitos eléctricos en el tejido vascular de las rosas dosificando las plantas con un polímero conductor llamado PEDOT, y los circuitos luego se usaron para formar transistores. En 2017, los científicos agregaron un oligómero conjugado llamado ETE-S, que formó polímeros dentro de la planta que se convirtieron en conductores eléctricos capaces de almacenar energía.

“Anteriormente hemos trabajado con esquejes de plantas, que podían absorber y organizar polímeros u oligómeros conductores”, dijo Stavrinidou. “Sin embargo, los esquejes de plantas pueden sobrevivir solo unos días y la planta ya no crece. En este nuevo estudio utilizamos plantas intactas, una planta de poroto común que crece a partir de semillas, y mostramos que las plantas se vuelven conductoras de la electricidad cuando se riegan con una solución que contiene oligómeros».

Lectura sugerida

La planta de poroto utilizada en los experimentos del equipo se llama Phaseolus vulgaris y polimeriza el oligómero conjugado ETE-S contenido en la solución de agua como parte de un proceso natural. Esto ve una película conductora de polímero que se forma en sus raíces y convierte todo su sistema de raíces en una red de conductores, que permaneció eléctricamente activa durante más de cuatro semanas.

Los científicos lo adaptaron para usarlo como supercondensador, con las raíces actuando como electrodos del sistema durante la carga y descarga. Descubrieron que podía almacenar 100 veces la energía de sus sistemas anteriores que usaban solo los tallos de las plantas, y que esto parecía tener poco efecto en el bienestar de la planta en sí, lo que permite que el sistema se use durante períodos de tiempo prolongados.

Lectura sugerida

“La planta desarrolla un sistema de raíces más complejo, pero por lo demás no se ve afectado: continúa creciendo y produciendo frijoles”, dice Stavrinidou.

En opinión de los investigadores, el trabajo presenta un camino prometedor para integrar sistemas de energía en plantas vivas sin comprometer sus funciones biológicas. 

La investigación se publicó en la revista Materials Horizons . 

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

En el Día de la Conciencia Ambiental, CNH Industrial refuerza su compromiso por una industria más sustentable

Desde su planta de Córdoba, la compañía desarrolla acciones en favor del medio ambiente y brindar apoyo a las comunidades