Home Alimentos Campeón en sostenibilidad: la increíble historia del Forest Green Rovers, el equipo...

Campeón en sostenibilidad: la increíble historia del Forest Green Rovers, el equipo sensación del fútbol inglés

Campeón en sostenibilidad: la increíble historia del Forest Green Rovers, el equipo sensación del fútbol inglés

El equipo de la tercera división del fútbol inglés, Forest Green Rovers, está causando sensación en el deporte más popular del planeta, y no precisamente por sus logros deportivos, ni por fichar alguna estrella, sino porque se ha convertido en campeón de la sostenibilidad.

El club se fundó en 1880 en una pequeña localidad llamada Nailsworth, ubicada en Gloucestershire, al suroeste del país, y que al día de hoy cuenta con algo menos de 6.600 habitantes.

En 2010, luego de atravesar una gran crisis financiera Dale Vince, un empresario del mundo de las energías renovables, tomó las riendas del club y además de invertir una gran suma de dinero, le dio un cambio radical a la filosofía del club.

Su primer medida fue prohibir la venta de carnes rojas dentro del club, alegando cuestiones éticas, ambientales y de salud.  Pocos años más tarde, y con el apoyo de x Beatle Paul McCartney y su hija, Stella McCartney, el Forest Green Rivers albergó el primer partido vegano de la historia del fútbol.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»26039″]

El 30 de octubre de 2015, la institución se proclamó como el primer club 100% vegano, lo cual llevó a la decisión de sustituir las hamburguesas de carne que se vendían en el estadio por equivalentes de origen vegetal. Aunque esto provocó un cierto enfado en una minoría de los fanáticos, Vince explicó en una entrevista que el disgusto de los carnívoros duró poco: «Vinieron, lo intentaron y les encantó. Por ese entonces, nuestra asistencia se cuadriplicó y nuestras ventas de alimentos se multiplicaron por cinco».

Su futuro estadio, que será sede de los partidos donde el Forest Green Rovers juegue de local, ha sido certificado por la ONU como neutral en carbono y ratificado por la FIFA como el más verde del mundo. El Ecopark, diseñado enteramente con madera por el estudio de Zaha Hadid, tendrá capacidad para 15.000 espectadores y estará abastecido in situ por paneles solares y aerogeneradores y estará flanqueado por más de 500 árboles y dos kilómetros de arbustos.

«Construir en madera es lo mejor para la captura del carbono», dice Vince. «Queremos que a su alrededor crezca además un hub de innovación tecnológica y ambiental. Y queremos seguir ganando partidos, por supuesto: la credibilidad deportiva va de la mano de la credibilidad ambiental».

Entre otras acciones, el césped del campo de juego está libre de fitosanitarios y las camisetas del equipo están elaboradas con fibras textiles producidas a partir de posos de café.

[td_block_7 header_color=»#82b440″ custom_title=»Lectura sugerida» limit=»1″ post_ids=»17604″]

Vince, que está embarcado en varios proyectos sustentables como la producción de energía a partir de biogás y diamentes neutros en carbono a partir de dióxido de carbono capturado de la atmósfera, dedica gran parte de su tiempo a su pasión. El Forest Green Rovers, que está haciendo una fantástica temporada en lo deportivo, liderando la tabla de posiciones en la League, la tercera división del fútbol inglés.

«No estamos haciendo proselitismo, sino que estamos predicando con el ejemplo y lo estamos haciendo atractivo, desde esa plataforma increíble que es el deporte más popular del mundo. El fúbol y el medio ambiente eran como dos planetas distintos: ahora tienen que entenderse y orbitar juntos», dice el empresario.

«Las cosas están cambiando y el fútbol no puede quedarse en fuera de juego», certifica el entrenador galés Rob Edwards, 38 años, que lució la camiseta del Aston Villa y de los Wolves y jugó en tiempos con el mismísmo Gareth Bale. «El mundo va en una dirección y nosotros estamos marcando modestamente el camino. Pero los clubs grandes nos miran muy de cerca».

Según Vince, los fans gritan con orgullo en las tribunas «Vegan, Vegan!» y los niños corretean junto a carteles con el lema. Si la naturaleza gana, todos ganamos.

×
Salir de la versión móvil