El potencial de la emergente industria del cártamo de Western Australia podría cambiar las reglas del juego en los mercados de combustibles, lubricantes y plásticos

Lo más leído

Columna semanal

COP26: más cerca de los objetivos de París, los privados lideran y Argentina escondió su mejor versión

Las promesas de los líderes por primera vez nos ubican dentro de los objetivos del Acuerdo de París. Una descarbonización que viene liderada por los privados, que representa una oportunidad para Argentina, pero que necesita mostrar lo bueno que hace.
 
 

La incipiente industria del cártamo en la provincia de Australia Occidental (Western Australia, WA), traccionada por una variedad ultra alta en oleico, podría ser la clave para hacer crecer el mercado de biocombustibles, lubricantes y plásticos y ayudar a descarbonizar la economía australiana.

La planta espinosa fue utilizada por los agricultores australianos durante muchas décadas como un cultivo intermedio en la siembra de algodón, y en la actualidad se está sembrando en pequeñas superficies como alimento para el mercado de aves.

Pero a medida que las economías mundiales trabajan hacia un futuro sin emisiones de carbono para 2030, la empresa de tecnología limpia GO Resources ha ‘reinventado’ el cultivo de cártamo para satisfacer la creciente demanda del multimillonario mercado de los biocombustibles.

«Acabamos de ver recientemente en la conferencia COP26 … el gran impulso para alejarse de forma definitiva de los combustibles fósiles», dijo el gerente de investigación y desarrollo de la compañía, David Hudson.

“De esto se trata toda la industria de base biológica vegetal; utilizar plantas como fuente renovable para el desarrollo y producción de aceites que se empleen para sustituir aceites vegetales menos sostenibles, como el aceite de palma, pero también para sustituir combustibles aceites fósiles», agregó el ejecutivo.

Lectura sugerida

«Ahora estamos recibiendo demanda del extranjero … y estamos suministrando a una importante empresa en la India, por lo que estamos muy interesados ​​en desarrollar el mercado de cártamo súper alto en oleico en Western Australia», destacó.

La ciencia detrás del aceite dorado

Go Resources, adquirió los derechos comerciales de la variedad genéticamente modificada desarrollado por la Agencia Nacional de Ciencia de Australia (CSIRO), que produce hasta un 93 por ciento de aceite, el nivel más alto de pureza de todos los aceites vegetales disponibles actualmente en el mercado.

La empresa con sede en Victoria tiene la esperanza de que este cártamo ultra alto en oleico algún día pudiera reemplazar los combustibles fósiles en lubricantes, bioplásticos y productos farmacéuticos.

Desde 2015, la compañía ha estado financiando ensayos de investigación en el Plan de riego Ord de Australia Occidental, que se identificó desde el principio por su idoneidad para la producción de semillas. Este trabajo de campo ha sido fundamental para el éxito de las cosechas comerciales en una variedad de explotaciones en Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia del Sur durante los últimos dos años.

Pero Hudson, quien también jugó un papel integral en la comercialización de algodón transgénico y colza transgénica en Australia, dijo que el cinturón triguero de WA, el ‘wheatbelt’ parece ser el lugar perfecto para expandir sus plantaciones comerciales en 2022. La planta de cártamo tiene una raíz principal gigante, por lo que su capacidad para encontrar humedad profunda le da tolerancia a la sequía y una ventaja sobre cultivos como la colza, el trigo y las lentejas. La investigación también sugiere que el cultivo prospera en suelos salinos y sódicos, un problema en las regiones productoras de granos del sur de WA.

Creación de una cadena de suministro de WA

Hudson dijo que los resultados de las 24 pruebas de campo entre el Wheatbelt y Esperance este año habían demostrado que el cártamo era una buena opción para los productores de granos de WA. «Sabemos que el cártamo puede crecer con bastante éxito. Creemos que tiene una serie de beneficios, particularmente en suelos sódicos y salinos», dijo.

Lectura sugerida

«Pero no se trata solo de cultivar la oleaginosa; se trata de desarrollar una cadena de suministro completa en WA. «Estableceremos el transporte terrestre, utilizando las instalaciones de crushing que ya dispone WA para extraer el aceite y exportarlo».

Los ensayos de I + D son prometedores

Hudson dijo que tenía más sentido económico expandir la industria más cerca de las instalaciones de procesamiento en el sur, pero los agricultores de Ord continuarían desempeñando un papel crucial en la producción de semillas en el norte del estado.

El Departamento de Industrias Primarias y Desarrollo Regional recientemente cosechó dos ensayos de variedades para GO Resources en su Instituto Frank Wise de Agricultura Tropical, a 20 kilómetros de Kununurra.

Además, se recogió la semilla de cártamo de un campo de 22 hectáreas y se está aumentando para los primeros cultivos comerciales que se plantarán el próximo año en el cinturón de cereales de WA. El gerente de la estación de investigación DPIRD, Mark Warmington, dijo que después de años de trabajo de prueba en la instalación, la perspectiva de ayudar a ser pionero en una industria de biocombustibles era emocionante.

«Podemos producir la semilla para WA fuera de temporada, transportarla hacia el sur y estará lista para que los productores la vayan», dijo. «No tenemos que preocuparnos por la cuarentena porque se cultiva en el estado, por lo que es una buena opción para nosotros».

Warmington dijo que si el cártamo se volviera económicamente más viable para cultivar en el norte, podría usarse como cultivo de rotación junto con la creciente industria del algodón. En el sur de WA, se cultivará en rotación con colza, que ha alcanzado precios récord este año de casi U$S 700 la tonelada.

Aprovechando el creciente mercado de biocombustibles

Se espera que la creciente necesidad de un suministro de energía limpia y sostenible impulse la demanda de biocombustibles en todo el mundo.

Lectura sugerida

Hudson dijo que estaba entusiasmado con las posibilidades comerciales para exportar su producto con destino a biocombustible y para su uso en la maquinaria de las granjas australianas.

Los estudios iniciales realizados en colaboración con un fabricante australiano de lubricantes muestran que el aceite de cártamo es un lubricante superior que tiene menos emisiones que los productos convencionales a base de petróleo y reduce la fricción y el desgaste de los componentes del motor.

«Imagínese una granja que no solo cultiva sus granos, sino que luego se da la vuelta y usa los lubricantes producidos por ese aceite en el equipo agrícola», dijo Hudson. «Y creemos que es una realidad en el futuro previsible».

El valor estimado del mercado mundial de aceites industriales y oleoquímicos supera los U$S 25 mil millones por año.

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

El gobierno del Reino Unido impulsa el desarrollo de la producción de hidrógeno a partir de biomasa

El nuevo Programa de Innovación BECCS Hidrógeno apoyará el desarrollo de tecnologías para producir hidrógeno a través de tecnologías de BECCS (bioenergía con captura y almacenamiento de carbono).