¿Qué conducta podrían adoptar los habitantes de los países ricos para retirar casi 100 mil millones de tons de CO2 de la atmósfera para fin de siglo?

Lo más leído

Columna semanal

00:16:34

Algunas reflexiones sobre la insólita e indignante crisis de gasoil y el aporte de las bioenergías

Durante años, los biocombustibles contribuyeron significativamente a la descarbonización del transporte y a la independencia energética del país, pero una mala Ley sancionada el año puso en riesgo estos logros.
 
 

Un estudio llevado adelante por un equipo internacional de investigadores asegura que si los habitantes de los países de altos ingresos cambian su alimentación a vegetarianas podrían eliminarse de la atmósfera casi 100.000 millones de toneladas de dióxido de carbono para finales de siglo. Una cifra equivalente a las emisiones por la quema de combustibles fósiles de China durante toda una década.

Según los autores del trabajo, el área destinada para producir los alimentos para los animales, incluyendo forrajes y pasturas, ocupa alrededor del 80% de toda la superficie destinada a la agricultura, o alrededor del 35% de la tierra habitable total del planeta.

El equipo dirigido por científicos de la Universidad de Leiden, calculó que si las naciones de altos ingresos se alejaran de los productos animales, se necesitaría mucha menos tierra para cultivar alimentos. Vastas áreas podrían entonces volver a su estado natural, con plantas y árboles silvestres secuestrando carbono de la atmósfera.

«Es quizás una de las mayores oportunidades de salud ambiental que existen», dijo Zhongxiao Sun de la Universidad Agrícola de China y uno de los autores del estudio. «Un cambio rápido a estas dietas realmente podría ayudar a la sociedad a mantenerse dentro de los límites ambientales».

No hay excusa para las naciones de altos ingresos

El equipo internacional investigó cuánta superficie podría ahorrarse si los 54 países de mayores ingresos adoptaran la «dieta planetaria» recomendada por por EAT-Lancet, una dieta flexitariana rica en alimentos de origen vegetal que según la prestigiosa revista médica es buena para la salud humana.

Lectura sugerida

«Observamos las regiones de mayores ingresos porque tienen muchas opciones de origen vegetal para las proteínas y otras necesidades nutricionales. En las regiones de bajos ingresos, las personas consumen menos proteínas animales, pero a menudo dependen de ellas para su salud», dijo Paul Behrens, de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, autor principal de la investigación.

Los investigadores descubrieron que el cambio a dietas basadas en plantas reduciría las emisiones anuales de producción agrícola en 61 %. Además, convertir las tierras de cultivo y pasturas a su estado natural eliminaría 98.300 millones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera para finales de siglo. Esta ganancia de carbono ayudaría significativamente a evitar que el planeta se caliente más de 1,5 grados centígrados.

El carbono es solo el comienzo

«Es una oportunidad notable para la mitigación del clima», dijo Behrens. «Pero también tendría enormes beneficios para la calidad del agua, la biodiversidad, la contaminación del aire y el acceso a la naturaleza, por nombrar solo algunos beneficios. Hay cientos de documentos que muestran cuán importante es para nosotros estar en la naturaleza para nuestra salud y estos cambios abriría vastas extensiones de tierra para reconstruirlas cerca de donde vive la gente».

Lectura sugerida

«Será vital que redirijamos los subsidios agrícolas a los agricultores para la protección de la biodiversidad y el secuestro de carbono. Debemos cuidar a las comunidades agrícolas para permitir esto en una transición alimentaria justa», agregó Behrens.

«No tenemos que ser puristas al respecto. Incluso reducir la ingesta de animales sería útil. Imagínese si la mitad del público en las regiones más ricas redujera la mitad el consumo de productos animales en sus dietas, estaría contribuyendo en gran medida al medio ambiente y salud pública».

 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Leonardo DiCaprio invierte en startup que construirá la primera planta de cuero cultivado con células

La estrella de Hollywood, que además es un reconocido activista por el medio ambiente, participó como inversor en la ronda de financiamiento de Serie A de VitroLabs, la startup que lidera la carrera por el cuero producido en laboratorio a partir del cultivo de células.