23.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 27, 2022
 

Vigilis-Bio: el futuro de la silvicultura sostenible

Lo más leído

 
00:22:24

Cristian Desmarchelier nos explica el potencial de la bioprospección en la región

Se entiende a la bioprospección como la búsqueda de moléculas que nos provee la naturaleza para industrias de altísimo valor agregado como la medicina, el cuidado personal, la belleza, entre muchas otras.
 
 

Con el objetivo de abordar los desafíos de contaminación plástica de la industria forestal y apoyar los esfuerzos de forestación del Reino Unido para alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, Suregreen y su socio Biome Bioplastics Limited han realizado una inversión significativa en I + D para traer al mercado Vigilis-Bio, una nueva dimensión en cobertores biodegradables para árboles.

Para lograr sus objetivos de neutralidad de carbono para 2050, el gobierno del Reino Unido se comprometió a más que duplicar la tasa de plantación de árboles, con un objetivo final de 30.000 hectáreas por año, equivalente entre 90 y 120 millones de árboles plantados.

Si bien estos cobertores son esenciales para proteger los árboles en su etapa temprana  y ayudarlos a crecer de manera segura, no se recolectan al final de su vida útil, lo que ya lleva a que aproximadamente 2.500 toneladas de plástico terminen anualmente en el entorno natural después de su uso.

Lectura sugerida

Las pruebas de laboratorio han demostrado que la solución novedosa, fabricada con el material bioplástico patentado de Biome y fabricado por Suregreen, funciona tan bien como los cobertores de árboles convencionales. Sin embargo, a diferencia de su contraparte tradicional, no es necesario recolectarlos para desecharlos al final de su vida útil. En cambio, las bacterias del suelo los descomponen por completo durante varios años, dejando solo CO2, agua y algunos minerales naturales.

Las evaluaciones de envejecimiento acelerado por el clima también han demostrado que el producto puede proteger a los árboles durante los primeros cuatro a cinco años de su vida y solo comenzará a descomponerse después del quinto a séptimo año.

El proyecto de cobertores de árboles biodegradables recibió fondos adicionales del Fondo de Innovación Sostenible del Reino Unido. Los socios ahora monitorearán el desempeño de unos 40.000 protectores en más de 40 establecimeintos con clientes seleccionados para garantizar altas tasas de supervivencia de árboles jóvenes en condiciones forestales durante los próximos años. Paralelamente, los primeros clientes ahora pueden comprar los refugios de Suregreen bajo la marca «Vigilis Bio».

Lectura sugerida

Al comentar sobre el proyecto, Paul Mines, CEO de Biome Bioplastics, dijo que “Como una de las empresas reconocidas por la campaña Race to Zero de la ONU, estamos comprometidos a ayudar al Reino Unido a lograr cero emisiones netas de carbono para 2050. Esta extensa prueba de campo es el siguiente paso hacia la comercialización del nuevo refugio para árboles, y estamos ansiosos por ver nuestros resultados de laboratorio validados en condiciones de la vida real. Los plásticos biodegradables y de base biológica pueden funcionar tan bien como sus contrapartes a base de petróleo, pero sin dañar el medio ambiente”.

“Sin la ayuda de los refugios para árboles, agregó Tim Oliver, gerente técnico de ventas de Suregreen, es probable que entre el 25 y el 90 % de los árboles recién plantados perezcan o se dañen hasta el punto de que no tengan ningún valor comercial potencial. Estamos felices de producir un producto altamente funcional para apoyar los esfuerzos de forestación del Reino Unido sin que le cueste a la tierra. Las pruebas de laboratorio y al aire libre necesarias han mostrado resultados exitosos. Ahora es el momento de ver los cobertores de árboles biodegradables a escala en el mundo real”.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

A 15 años de la inauguración de la pastera de Fray Bentos, la cadena foresto-industrial argentina invita a reflexionar sobre las oportunidades que aún...

Según Confiar es posible constatar que los temores ambientales y de salud que se agitaron esos días fueron equivocados. La entidad dice que ha pasado un tren de desarrollo del sector que trajo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólares.