13.1 C
Buenos Aires
miércoles, septiembre 28, 2022
 

Una startup argentina ha desarrollado biomateriales a base de hongos

Lo más leído

 
00:24:00

Lino Barañao explora las oportunidades que ofrece la agricultura periurbana

Durante los últimos meses, se ha intensificado el debate sobre las denominadas ‘franjas verdes’, una superficie delimitada alrededor de los cascos urbanos donde se restringe la aplicación de fitosanitarios.
 
 

La biotecnología está emergiendo como una herramienta para la creación de biomateriales que pueden reducir drásticamente el impacto ambiental. Así lo entiende Bionatur-All, una startup argentina que está apostando a los hongos para crear materiales bajos en carbono.

Con sede en Cosquín, Córdoba, Bionatur ha pasado los últimos cinco años investigando y desarrollando sobre el uso de hongos en productos biodegradables. Sus productos son una alternativa compostable al EPS y los plásticos de un solo uso, y se pueden personalizar en diferentes formas y tamaños.

Mushpack es un envase elaborado a partir de la inoculación de micelio con residuos orgánicos agroindustriales. Al mezclarlo con el micelio, la parte de los hongos que crece debajo de la tierra o dentro de la corteza de un árbol, el resultado es un material ligero, resistente a las llamas, aislante, semiflexible y de larga duración. Se puede utilizar para embalaje y se degrada entre 90 a 100 días.

Lectura sugerida

“Queremos proporcionar a la industria del envase y embalaje biomateriales que respondan a la creciente demanda del mercado de soluciones respetuosas con el medio ambiente. Creando al mismo tiempo valor regional y contribuyendo a una transición ordenada del sector hacia soluciones más sostenibles”, explicó María de los Ángeles Cano, técnica química y responsable del proyecto en una entrevista con Agrofy News.

Cano afirma que la iniciativa es factible a corto plazo y de bajo costo porque utilizan residuos de materias primas locales. Si bien los materiales a base de hongos ya existen en todo el mundo, este tipo de producciones son nuevas en Argentina. Cano dice que su laboratorio es “casero y no tiene la última tecnología”.

Lectura sugerida

Bionatur-All también está trabajando en biotextiles y desarrollando “cuero” de hongos. Todavía en fase de investigación, el objetivo es lograr una opción menos costosa, biodegradable y ecológica. Hasta ahora el resultado es un material suave, flexible y duradero.

Cano cree que mostrando “cómo y por qué hacemos lo que hacemos” transmitirá la conciencia para entender otra perspectiva del sector productivo. “Espero que Argentina pueda acceder a la tecnología, que es mucha, y que mucha gente haga esto. Espero que seamos varios”.

Fuente: Biomarket Insight

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Es hora de cobrar el verdadero costo de los combustibles fósiles

Escriben Robert “Bob” Taylor - periodista especializado en medio ambiente y ex analista económico de Shell - y Craig B. Smith, ingeniero especializado en eficiencia energética y cambio climático. Ambos fueron autores del libro "Alcanzar el cero neto: lo que se necesita para resolver la crisis climática global", publicado en 2021.