13.1 C
Buenos Aires
miércoles, septiembre 28, 2022
 

Investigadores del MIT desarrollaron geles a base de aceite vegetal que ayuda a niños y adultos con dificultad para tragar medicamentos

Lo más leído

 
00:24:00

Lino Barañao explora las oportunidades que ofrece la agricultura periurbana

Durante los últimos meses, se ha intensificado el debate sobre las denominadas ‘franjas verdes’, una superficie delimitada alrededor de los cascos urbanos donde se restringe la aplicación de fitosanitarios.
 
 

Un equipo de investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Hospital Brigham and Women’s han desarrollado un nuevo tipo de gel a base de aceite que ayuda a los niños y adultos con problemas para tragar medicamentos en forma de pastillas, informó Science Daily.

Según los investigadores, los novedosos ‘oleogeles’ se pueden elaborar a partir de diferentes aceites vegetales como el aceite de sésamo y pueden prepararse con una variedad de texturas, desde una bebida espesa hasta una sustancia similar al yogur. De acuerdo a los científicos, los geles similares se utilizan habitualmente en la industria alimentaria para cambiar la textura de los alimentos aceitosos y elevar el punto de fusión del chocolate y los helados.

Aunque actualmente había otros métodos disponibles para administrar medicamentos a niños y adultos con dificultades para tragar, como suspender los medicamentos en agua, requerían que hubiera agua limpia disponible y los medicamentos debían refrigerarse una vez mezclados, dijeron los investigadores, y este enfoque no era posible para fármacos que no son solubles en agua.

Dado que los nuevos geles son estables sin refrigeración, podría ser más fácil entregarlos a los niños en los países en desarrollo, dijeron los investigadores, pero también podrían beneficiar a los niños de todo el mundo mientras ayudan a los adultos, como los ancianos o las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular.

Lectura sugerida

“Esta plataforma cambiará nuestra capacidad de lo que podemos hacer por los niños y también por los adultos que tienen dificultades para recibir medicamentos. Dada la simplicidad del sistema y su bajo costo, podría tener un impacto tremendo para facilitar el suministro de medicamentos a los pacientes», dijo Giovanni Traverso, profesor de Ingeniería Mecánica en MIT, gastroenterólogo en Brigham and Women’s Hospital y autor principal del estudio.

El equipo de investigación demostró en estudios con animales que los geles podrían usarse para administrar varios tipos de medicamentos para el tratamiento de enfermedades infecciosas, en las mismas dosis que podrían administrarse mediante píldoras o tabletas.

En el estudio se utilizaron varios tipos de aceites derivados de plantas, incluidos el aceite de sésamo, el aceite de semilla de algodón y el aceite de linaza. Al combinar los aceites con agentes gelificantes comestibles como la cera de abejas y la cera de salvado de arroz, se crearon diferentes texturas según la concentración y el tipo de aceite y agente gelificante.

Para identificar los geles más apetecibles, los investigadores trabajaron con Sensory Spectrum, una firma de consultoría especializada en experiencias sensoriales del consumidor. Trabajando con los paneles de catadores capacitados profesionalmente de la compañía, los investigadores encontraron que los geles más atractivos incluían aquellos elaborados de aceite con un sabor neutro (como el aceite de semilla de algodón) o un sabor ligeramente a nuez (como el aceite de sésamo), escribió Science Daily .

Los geles se probaron con tres medicamentos insolubles en agua extraídos de la lista de medicamentos esenciales para niños de la Organización Mundial de la Salud: praziquantel, utilizado para tratar infecciones parasitarias; lumefantrina, utilizada para tratar la malaria; y azitromicina, utilizada para tratar infecciones bacterianas.

Lectura sugerida

En pruebas con animales, el equipo de investigación descubrió que los oleogeles podían administrar dosis iguales o superiores a las cantidades que podrían absorberse de las tabletas.

Un fármaco soluble en agua, un antibiótico llamado clorhidrato de moxifloxacina, podría administrarse con éxito mediante un oelogel, encontró el estudio.

Los investigadores obtuvieron la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de los EEUU. (FDA) para realizar un ensayo clínico de fase I de la formulación de oleogel de azitromicina, que esperan comenzar a ejecutar en el Centro de Investigación Clínica del Hospital Brigham and Women’s en los próximos meses, según el informe.

Para almacenar y administrar los medicamentos, los investigadores también diseñaron un dispenser similar a un paquete de yogur comprimible, con compartimentos que podrían usarse para separar las dosis. Esto podría facilitar la administración de la dosis correcta para cada niño, según su peso, dijeron los investigadores.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Es hora de cobrar el verdadero costo de los combustibles fósiles

Escriben Robert “Bob” Taylor - periodista especializado en medio ambiente y ex analista económico de Shell - y Craig B. Smith, ingeniero especializado en eficiencia energética y cambio climático. Ambos fueron autores del libro "Alcanzar el cero neto: lo que se necesita para resolver la crisis climática global", publicado en 2021.