8.4 C
Buenos Aires
jueves, agosto 18, 2022
 

Europa posterga medidas ambientales para aumentar su producción de cereales

Lo más leído

 
00:14:48

Cosechando ricino con GreenTech Science

El equipo de Bioeconomía TV estuvo en Jesús María, Córdoba, acompañando la cosecha de ricino y dialogando con Matías Baigros, responsable de producción de la compañía.
 
 

La Comisión Europea ha demorado por un año la introducción de ciertos estándares de buenas prácticas agrícolas y ambientales (BCAM) que iban a formar parte de la próxima Política Agrícola Común (PAC) que entra en vigor el próximo año.

Concretamente, esto implica permitir exenciones temporales de las reglas sobre rotación de cultivos, uso de tierras en barbecho y mantenimiento de elementos no productivos en tierras de cultivo, es decir, áreas de tierras agrícolas o reservadas para mejorar la biodiversidad y preservar la salud del suelo.

Las derogaciones por un año, que han provocado un intenso debate, se anunciaron como parte de los esfuerzos para llenar el vacío provocado por la invasión rusa de Ucrania, que ha visto caer en picada las exportaciones de productos alimenticios clave de las dos potencias agrícolas.

Según un comunicado de prensa de la Comisión, la principal motivación para conceder una prórroga de estas excepciones es garantizar la seguridad alimentaria. “Cada tonelada de cereales producida en la UE ayudará a aumentar la seguridad alimentaria en todo el mundo”, dice el comunicado.

Calificándolo como el resultado de un “cuidadoso equilibrio” entre la disponibilidad y asequibilidad de alimentos a nivel mundial por un lado, y la protección de la biodiversidad y la calidad del suelo por el otro, la Comisión estima que la medida pondrá en producción 1,5 millones de hectáreas adicionales respecto a la superficie disponible en la actualidad.

Lectura sugerida

Según las últimas perspectivas agrícolas a corto plazo de la Comisión, se espera que la producción de cereales de la UE sea un 2,5 % más baja este año que en 2021 debido a las condiciones climáticas extremas, como el aumento del calor y las menores precipitaciones.

EuroActiv calificó a la excepción como la contribución de la UE a la estabilización del mercado mundial de cereales y una forma de reacción al acuerdo entre Rusia y Turquía para permitir que Ucrania reanude las exportaciones de cereales desde sus puertos marítimos, que se firmó en Estambul media hora antes del anuncio de la Comisión.

La derogación de las normas BCAM es un tema polémico, con asociaciones de agricultores y estados miembros que argumentan que la medida es necesaria para aumentar la producción de alimentos de la UE, mientras que otros advierten que, en el contexto de la crisis climática, la UE no puede permitirse el lujo de sacrificar el medio ambiente en pos de la seguridad alimentaria.

En marzo, el ejecutivo de la UE ya había autorizado una excepción temporal y excepcional para permitir la producción de cualquier cultivo en tierras en barbecho este año, manteniendo el nivel completo de pagos ecológicos para los agricultores en el programa de subsidios agrícolas del bloque.

La Comisión probó las aguas para una posible extensión de esta derogación en la reunión de junio de los ministros de agricultura de la UE-27, con 16 estados miembros expresando su apoyo a la idea. La semana pasada , el ministro de Agricultura checo y presidente del Consejo Agrifish de la UE, Zdeněk Nekula, dijo que “prácticamente todos los estados miembros han pedido flexibilidad en el marco de la PAC”.

Se espera que la ampliación de esta excepción al requisito de tierras en barbecho al próximo programa tenga un efecto aún mayor, ya que las nuevas normas de la PAC, que entrarán en vigor a partir de 2023, estipulan la conservación del 4 % de las tierras en barbecho, independientemente del tamaño de la granja.

Lectura sugerida

La anterior reforma de la PAC fue más laxa con sus requisitos, en lugar de exigir que en las fincas que superen las 15 hectáreas, un mínimo del 5 % se dedique a áreas beneficiosas para la biodiversidad, que incluían, entre otras, tierras en barbecho.

Esto significa que aproximadamente el 90 % de la tierra cultivable de Europa se verá afectada por dicha excepción, con la excepción de los pastizales y los cultivos perennes.

Otra diferencia clave entre las derogaciones de 2022 y 2023 es que las exenciones se limitarán solo a lo que sea «estrictamente necesario para abordar los problemas de seguridad alimentaria mundial», lo que significa que no se aplicará a la plantación de cultivos que normalmente se utilizan para alimentar a los animales, como el maíz y la soja.

EURACTIV entiende que la exclusión de cultivos para alimentación animal fue parte de un compromiso alcanzado con el gabinete del vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, que estaba en contra de la idea de relajar aún más las medidas ambientales en la PAC por razones de seguridad alimentaria.

Por su parte, el comisario de Agricultura de la UE, Janusz Wojciechowski, dijo en un hilo de Twitter el viernes que si bien reconoció que permitir estas excepciones no es una «elección perfecta», a corto plazo, la UE «simplemente no puede ignorar los beneficios inmediatos de mantener áreas importantes de nuestra tierra agrícola abierta para la producción”.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

Cerveza Patagonia invita a vivir el Banff con pinta en mano

Con una barra con cerveza tirada para disfrutar en los intervalos, la marca acompañará por tercera vez consecutiva el Festival de cine aventura, que vuelve al país para presentar una selección de 14 cortos y películas documentales en una Gira por 6 ciudades argentinas, desde agosto a noviembre.