23.9 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 27, 2022
 

En los EAU ponen en marcha una planta que convierte residuos comerciales en biocombustibles para industrias intensivas en carbono

Lo más leído

 
00:22:24

Cristian Desmarchelier nos explica el potencial de la bioprospección en la región

Se entiende a la bioprospección como la búsqueda de moléculas que nos provee la naturaleza para industrias de altísimo valor agregado como la medicina, el cuidado personal, la belleza, entre muchas otras.
 
 

Beeah Recycling, el negocio de procesamiento de residuos y recuperación de materiales de Beeah Group, ha añadido una nueva instalación de combustible sólido recuperado (SRF) a su complejo integrado de gestión de residuos en la localidad de Al Sajaa, en los Emiratos Árabes Unidos.

La instalación de SRF transformará los desechos de residuos comerciales en un combustible verde alternativo de alta calidad en las fábricas de cemento, donde el combustible se inyectará en los hornos durante la producción.

La instalación de SRF se encuentra entre otras diez instalaciones de reciclaje administradas y operadas por Beeah Recycling que hasta ahora han contribuido a desviar el 76 por ciento de los desechos que se vertían en los rellenos sanitarios del emirato. La cifra es la más alta en Medio Oriente. Se espera que la adición de la instalación SRF ayude a aumentar aún más el desvío de desechos de vertederos en Sharjah.

Daker El-Rabaya, CEO de Beeah Recycling, dijo que “Esta instalación de reciclaje obtuvo el doble beneficio de reducir las emisiones de carbono para la industria de producción de cemento, al tiempo que aumenta aún más la tasa de desvío de desechos de vertederos. Es un gran paso adelante para nuestro negocio de reciclaje, que se ha centrado en trabajar hacia una economía circular y disposición de cero residuos. Ahora, estamos aumentando nuestro impacto mediante la producción de combustibles alternativos ecológicos especializados.

Lectura sugerida

“Beeach Recycling siempre ha tenido como objetivo establecer un nuevo estándar para las soluciones integradas de cero residuos, siendo pionero en la recuperación de material valioso de prácticamente todos los tipos de residuos en la región. A través de técnicas de reciclaje avanzadas, estamos dando forma a una economía circular y demostrando que no solo es beneficiosa para el medio ambiente sino también financieramente viable. La instalación de SRF sigue un modelo puramente comercial que es totalmente independiente de las tarifas subsidiadas.

El modelo de procesamiento de residuos de la planta de SRF es el primero de su tipo en la región. Produce un combustible verde alternativo que es de alto valor, baja humedad y bajo contenido de cloro, que es una alternativa más sostenible y con menos emisiones al carbón que se usa típicamente en la producción de cemento. La instalación de SRF tiene actualmente una capacidad de producción de 85.000 toneladas de combustible verde alternativo cada año, lo que equivale a 250 toneladas por día. Sharjah Cement, que se encuentra cerca del Complejo de Gestión de Residuos de Beeah Recycling, ha llegado a un acuerdo para recibir 73.000 toneladas de combustible verde alternativo de la instalación de SRF cada año.

Pravinchandra Batavia, CEO de Sharjah Cement, dijo que “Estamos entusiasmados de firmar este acuerdo con Beeah Recycling. Al utilizar esta alternativa verde de alta eficiencia al carbón, podremos cumplir con los objetivos de producción de manera efectiva y acercarnos a nuestros objetivos de sostenibilidad mientras apoyamos una economía circular y contribuimos a reducir las emisiones”.

Lectura sugerida

Antes de comenzar las operaciones, la instalación de SRF se sometió a cientos de pruebas durante dos años. Usando residuos de desechos comerciales y otras instalaciones de Beeah Recycling, SRF ya ha producido cientos de toneladas de combustible verde alternativo para pruebas de encendido. También se realizaron pruebas en varios laboratorios internacionales para verificar la viabilidad y los estándares de calidad.

Beeah Recycling administra y opera la tercera instalación de recuperación de materiales (MRF) más grande del mundo; una instalación de biomasa que convierte los desechos orgánicos y celulósicos en combustible para las fábricas de cemento y papel; una materia prima alternativa que surge de procesar desechos relacionados con el mar, incluidos efluentes peligrosos, derrames de petróleo y restos de barcos; un centro de reciclaje de metales que aísla el metal, el plástico y el vidrio de los autos viejos para su uso en acerías; y una instalación de reciclaje de llantas que produce una variedad de productos de caucho a partir de llantas viejas.

Beeah Recycling también se ha especializado en el procesamiento de varios tipos de residuos industriales. La instalación de desechos comerciales y escombros produce cordones y baldosas para veredas a partir de escombros altamente contaminados. También cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales industriales, que recupera aguas residuales de industrias para producir cada día unas 350 metros cúbicos de agua para riego. Además, Beeah Recycling cuenta con una planta especializada en el tratamiento de desechos médicos a través de Wekaya, una empresa conjunta con Green Planet y en asociación con entidades públicas.

La instalación de SRF es el último esfuerzo de Beeah Recycling para maximizar el desvío de desechos al vertedero, contribuir a la economía circular y producir combustibles alternativos derivados de desechos con menos emisiones. Al mejorar continuamente sus instalaciones de procesamiento de desechos y diversificarse en combustibles derivados de desechos, Beeah Recycling está logrando cero desechos en los vertederos y creando un modelo de economía circular sostenible en los EAU, la región y más allá.

 
 
 
 
 
 
 

Últimas Noticias

A 15 años de la inauguración de la pastera de Fray Bentos, la cadena foresto-industrial argentina invita a reflexionar sobre las oportunidades que aún...

Según Confiar es posible constatar que los temores ambientales y de salud que se agitaron esos días fueron equivocados. La entidad dice que ha pasado un tren de desarrollo del sector que trajo inversiones en Chile, Brasil y Uruguay de alrededor de 30.000 millones de dólares.